Actualidad

50 ollas populares, miles de platos y esperanza para los vecinos de Libertad

Todo comenzó en el mes de marzo como parte de “un auxilio” a las familias que comenzaban a transitar la crisis económica que traía aprejada de la pandemia. Sin embargo, esa primera olla popular se multiplicó y mantuvo vigencia por más de cinco meses. El Club Midland de Merlo realizó 50 ollas populares y entregó más de 12 mil raciones de comida.

Matías Benítexz, integrantes de Midland Solidario, le contó a Viví el Oeste sobre esta verdadera marca que genera una mezcla de alregría y emoción. Durante varios meses estas ollas “bancaron” a los vecinos, en el momento de la cuarentena estricta, cuando se flexibilizó, cuando, cuando volvió para atrás, cuando aumentaron los contagios de forma expoencial y en todas las circunstancias que atravesó la sociedad durnate los últimos meses.

Lo increíble e impresionante del número 50 es el tiempo en el que se produjo, solo una cuestión de meses. Benítez cuenta que durante todas estos meses se mantuvieron los tres días de asistencias a las familias. En momentos en que falataba mercaderia y en otros momentos en los que estaban “más sobrados”, ellos dieron el presente y pudieron asistir a las familias.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Si bien Midland Solidario nació el año pasado y desde entonces tiene continuidad en su trabajo de asistencia a los vecinos, la pandemia vino a redoblar la presencia y la posibilidad de dar asistencia a todos aquellos a los que les faltaba para comer.

Según explicó Benítez, en cada olla popular se repartieron alrededor de 250 raciones comida, por lo que el total repartido hasta el momento son por lo menos 12.500 platos. En cada jornada se percibió el malestar y las difucltades de muchas familias, pero también se habló de esperanza y del poder de las solidaridad para mantenerse en el tiempo y para seguir generando jornada. Llegaron a 50, pero ahora van por las 100.

Midland solidario nació en 2019 como una inicativa para ayudar a las personas en situación de calle. Ante un ola de frío se abrieron las puertas del club. La idea fue acompañar la iniciativa con la que había comenzado River Plate por ese entonces.