Actualidad Acceso Oeste | accidente | Oeste

Acceso Oeste: disminuyó la cantidad de accidentes aunque siguen las imprudencias en los conductores

En el Acceso Oeste como en otras autopistas, continúan los malos hábitos entre los conductores que muchas veces derivan en accidentes.

La empresa concesionaria del Acceso Oeste reveló las estadísticas correspondientes al año 2023 donde se verificó una baja de 3% en los accidentes, con una disminución de 21% en heridos, pero un nivel similar de personas fallecidas que en 2022.

Si bien disminuyó la cantidad de víctimas fatales en las autopistas persisten muchas conductas imprudentes en el manejo que se convierten en causas directas de siniestros, como el uso del celular o el no respeto de la distancia entre vehículos. Además, es importantísima la utilización del cinturón de seguridad por la alta incidencia que tiene a la hora de salvar vidas.

Es por eso que en el Acceso Oeste y en otras autopistas se implementó una campaña anual de seguridad vial, con el objetivo de generar conciencia y compromiso de todos los actores sociales. La misma identifica tres puntos como críticos: la obligatoriedad del uso del cinturón de seguridad, el respeto de la distancia entre vehículos y el no uso del teléfono celular al conducir.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Los datos del Observatorio Vial de Autopistas del Sol y Acceso Oeste

Uso del celular al volante

Un dato interesante y que muestra optimismo, es que en el Acceso Norte y la Avenida General Paz los malos hábitos de usar el celular al manejar se redujeron del 25% en 2022 al 5% en 2023, mientras que en Acceso Oeste ese porcentaje disminuyó de 27% en 2022 al 8% en 2023. Es clave que se evite el uso del celular al conducir, tanto enviar mensajes como hablar con el modo manos libres, porque aumenta 4 veces el riesgo de chocar.

Según datos de CESVI, se estima que Si uno va conduciendo un vehículo a 110km/h: responder con “Ok” equivale a recorrer 120 metros a ciegas, en 4 segundos; enviar un emoticón equivale a andar 150 metros a ciegas, en 5 segundos; y responder “Estoy manejando, después hablamos” es igual a transitar 240 metros, en 8 segundos, completamente a ciegas.

CINTURON AL VOLANTE.jpg
Acceso Oeste: disminuyó la cantidad de accidentes aunque siguen las imprudencias en los conductores

Acceso Oeste: disminuyó la cantidad de accidentes aunque siguen las imprudencias en los conductores

Uso del Cinturón de Seguridad en el Acceso Oeste y otras autopistas

Si bien el uso del cinturón de seguridad aumentó con relación a 2022, aún es alto el porcentaje de quienes no lo utilizan: el 23% de los conductores no lo utilizaron en Autopistas del Sol y Autopistas del Oeste, frente al 53% y 63%, respectivamente, que no lo había hecho en 2022. Sin embargo, persiste un porcentaje importante de personas que no lo utilizan, en particular en los asientos traseros. Aunque ha disminuido con respecto a 2022, en Autopistas del Sol el 68% no lo utiliza (contra 82% en 2022) y en Autopistas del Oeste el 72% no lo utiliza (contra 87% en 2022). El Observatorio Vial recuerda que el uso del cinturón impide que los pasajeros salgan despedidos, reduce ocho veces el impacto dentro del habitáculo, ayuda al conductor a controlar mejor el vehículo, minimiza las lesiones y asegura la efectividad del airbag.

Respetar la distancia entre vehículos, otro factor clave en el Acceso Oeste y otras autopistas

El 46% de los conductores que circulan por Acceso Norte y la Avenida General Paz no respetan la distancia mínima de seguridad de 2 segundos entre vehículos, frente al 47% visto en 2022. En Acceso Oeste no respetan la distancia mínima el 42% frente al 40% del año antepasado. La distancia de seguridad es importante porque uno de cada cuatro siniestros se produce por no mantener la distancia indicada.

Un vehículo a 100km/h recorre 27 metros por segundo. Como referencia, la distancia mínima requerida, que son 2 segundos serían unos 54 metros que equivale a la extensión de dos canchas de tenis. Mientras, los 5 segundos recomendados equivalen a un poco más de una cuadra. Esa es la distancia necesaria para poder frenar de manera gradual y evitar el impacto.