Actualidad

El poder de la música en vivo

La música en vivo tiene la capacidad de conectar a las personas más allá de toda barrera. Pocas manifestaciones de la cultura tienen el poder de suscitar en nosotros lo que la música puede. Cuando las palabras no alcanzan, el sonido de una guitarra y una melodía tienen la posibilidad de llegar a lo más hondo de nuestros corazones.

Desde presentaciones entre pocas personas hasta recitales o festivales masivos, la música en vivo llena con su magia cualquier espacio. Vincula a los artistas con su público y logra crear un sentimiento más profundo de comunidad e identidad cultural. En este artículo queremos explorar de qué manera la música en vivo es una celebración de la cultura y los lazos que nos unen.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Universalidad

Nada es tan universal como la música. Aunque escuchemos a artistas que canten en otro idioma, los sentimientos siempre logran traspasar la barrera de la lengua. Y más aún cuando se trata de música puramente instrumental, en la que solo contamos con los sonidos de cada instrumento para transmitir emociones.

Cuando tenemos la oportunidad de presenciar la música en vivo, su efecto se potencia. Uno de los factores responsables es el hecho de compartir la experiencia con otras personas. En ese momento, las vivencias personales se transforman en colectivas. Se genera un hermoso intercambio entre el artista y su público. Así, se crea un momento único e irreplicable a la hora de escuchar música desde un parlante o con auriculares.

Diversidad

Los eventos de música en vivo son un escenario importante para promover la diversidad cultural y musical. Festivales como el Lollapalooza traen a artistas de diferentes partes del mundo para compartir unos días a puro ritmo. Ahí, el público tiene la posibilidad de escuchar a sus favoritos y, al mismo tiempo, ampliar su panorama.

La variedad y diversidad sobre el escenario es asimismo un reflejo de la diversidad de géneros musicales que hay en el mundo. Cuando vemos a los artistas interpretando sus canciones en vivo, se expande nuestro horizonte humano. La música es una excelente manera de acercarnos a nuevas culturas y modos de habitar el mundo.

Comunidad e identidad

Además de ser divertida, la música es una forma de construir una identidad personal y comunitaria. Los eventos musicales pueden ser un espacio perfecto para celebrar a un grupo, fomentar tradiciones y dar a conocer modos de vida.

Cada zona tiene su género característico, como sucede con el chamamé en la provincia de Corrientes o con el jazz en la ciudad estadounidense de Nueva Orleans. Estos ritmos son representación del lugar en el que nacieron, su gente y su historia. Resulta muy conmovedor escuchar en vivo las canciones autóctonas de una región, interpretadas por sus creadores. Participar de un hecho así, ya sea como músico o miembro del público, es una forma de afirmación y celebración identitaria.

Cambio social

La música también tiene el poder de movilizar grandes cambios sociales. Es uno de los medios más efectivos para alzar la voz y hacerse escuchar. A lo largo de la historia, varios músicos han utilizado su posición privilegiada para crear conciencia sobre diferentes causas.

Un ejemplo conocido por varios es el concierto de 1985 Live Aid. Durante un mismo día se presentaron numerosos artistas destacados del momento. Entre ellos: Queen, U2, David Bowie y muchos más. ¿Su objetivo? Recaudar dinero para ayudar a socorrer a las personas hambrientas en Etiopía.

Escuchar música en vivo es mucho más que puro entretenimiento. Es expresión cultural pura. Un modo de celebración que une a comunidades enteras. Gracias a la música en vivo, artistas y público pueden conocerse y compartir experiencias imposibles de replicar.

Al asistir a estos eventos, nos volvemos participantes activos en la producción de cultura. En cada palabra, cada nota, cada melodía que cantamos, estamos creando comunidad. La experiencia de la música en vivo siempre nos recuerda una cosa fundamental: hay algo, más allá de las diferencias, que compartimos con cada persona que nos rodea.