Actualidad Haedo | River Plate | fútbol

Haedo: el gran gesto de Franco Armani con una pequeña fan

La niña de 7 años viajó desde Haedo hasta la cancha de Banfield con el sueño de conocer a su ídolo, pero terminó llevándose un recuerdo muy especial.

Pese a que River Plate se llevó un enorme triunfo de la cancha de Banfield que le permitió alejarse del escolta Talleres en la tabla de la Liga Profesional, una pequeña fanática oriunda de la localidad de Haedo, al este del partido de Morón, ya había experimentado la felicidad máxima en la previa del partido.

Se trata de Bianca, una niña de solo 7 años que realizó un cartel con la ilusión de que su máximo ídolo, Franco Armani, le regale la camiseta con la que todos los días defiende el arco del Millonario y por eso se acercó junto a su madre Érica (hincha del Taladro, dicho sea de paso) al vestuario visitante.

image.png
Bianca volvió a Haedo con la camiseta firmada de Armani.

Bianca volvió a Haedo con la camiseta firmada de Armani.

Fue así como el jugador vio la cartulina y la emoción con la que la nena lo llamaba y no solo decidió darle el gusto, sino que también se sacó una foto con ella y le firmó la casaca con la leyenda "Para Bianca, con amor".

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

A la chiquita no se le borró la sonrisa de su cara en toda la noche por haber podido abrazar y recibir un regalo tan especial por parte de su ídolo, que siempre que puede accede a hablar con los más chicos y dejarles algún recuerdo.

image.png

"El día llegó. No sé como explicar todas las emociones juntas que vivimos ayer. Por un instante dejé los colores que amo de lado y me enfoqué en hacerla la más feliz. Mucho tiempo pensando en qué hacer para poder cumplir con mi promesa. Horas de frío con las entradas en mano y ahí te llevé... Su hermano la ayudó a escribir el cartel y sin miedo a ningún hincha de Banfield la llevé a la cancha. El club es familia y sabía que nadie le iba a decir nada, porque el fanatismo es mío y los hijos a veces no siguen la misma pasión. Heredó los colores del papá y con el amor que tiene hacia River y Armani se aguantó todo el partido sin gritar un gol porque sabia que no se podía. Siete años y tiene tanto respeto que es admirable. El momento vino y nos paramos afuera por un largo rato a esperar con tus manitos frías sosteniendo la cartulina. Ver sus ojitos llenos de lágrimas y esa emoción al salir corriendo a abrazarlo a él... Los sueños están para cumplirse. Se lo prometí y se cumplió: todo lo que quería decirle, se lo dijo. '¡Me traje la camiseta del campeón del mundo, ma!'", relató la mamá de la nena sobre el gesto del Pulpo.