Actualidad Morón | Juntos por el Cambio | Concejo Deliberante

Morón: escándalo en el Concejo Deliberante por una pelea

Tras la acusación de un edil de la oposición a una compañera de espacio, varios militantes se trenzaron en plena sesión deliberativa de Morón. Mirá el video.

Lo que parecía ser una sesión ordinaria muy normal en el Concejo Deliberante de Morón derivó en un auténtico escándalo durante la tarde de ayer, cuando un grupo de militantes de la oposición intercambiaron algunos golpes y empujones en la "tribuna" tras la fuerte acusación de uno de sus ediles.

Todo comenzó cuando Francisco Mones Ruíz, que pertenece a la Coalición Cívica-Afirmación para una República (CC-ARI) y que integra el interbloque de Juntos por el Cambio, cruzó con su compañera de espacio, Claudia Quintana, luego de que permitiera el quórum necesario para tratar el aumento de tasas municipales, ordenanza que finalmente fue aprobada.

Escándalo total: golpes y empujones en medio de la sesión del Concejo Deliberante de Morón

"Este acto es una traición a la representación política, a los votantes y a la militancia que hace poco le puso el cuerpo a nuestro proyecto de cambio. La única razón es la negociación espuria con el oficialismo en función de beneficios personales, afectado lo que la gente siempre esperó de nosotros", sentenció el funcionario con un gran enojo.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Después de que el presidente de la cámara, Marcelo González, le pidiera que no hablara de "asuntos internos" en el recinto, la trifulca en la barra comenzó a intensificarse tanto que el resto de los legisladores dirigieron su mirada hacia arriba para intentar calmar los ánimos.

image.png
Mones Ruíz en primer plano y Quintana de fondo, los dos concejales opositores de Morón involucrados.

Mones Ruíz en primer plano y Quintana de fondo, los dos concejales opositores de Morón involucrados.

Es por eso que le pidió a Mones Ruíz y al resto de sus colegas oficialistas y opositores que "se hagan cargo de lo que pasa arriba porque esto es provocado por ustedes", mientras que el vicepresidente, Carlos Rugna, le dijo que "vaya a poner la cara" en ese sector.

Tras unos minutos de tensión y que los policías que custodiaban la jornada separen a los implicados e hicieran que se retiren del edificio, los concejales presentes le dieron el visto bueno a la nueva normativa fiscal y González decretó un breve cuarto intermedio.