Famosos del oeste

Diego Topa: “Me enorgullece ser de Caseros”

Diego Topa es actor, doblajista, conductor, cantante, compositor, productor y animador infantil que hace 17 años es reconocido por el mundo del espectáculo como uno de los exponentes de la animación para los más chicos.  En diálogo con Viví el Oeste Diario, esta reconocida figura oriunda de Caseros, cuenta sobre su infancia, sus recuerdos en la escuela, los lugares donde frecuentaba cuando era chico, sus primeros pasos en la actuación, la importancia de la zona oeste en los comienzos su exitosa carrera teatral y su visita a Ituzaingó con el espectáculo Disney Junior Express en Vivo que se presentará hoy y mañana en el Teatro Gran Ituzaingó.

Desde joven se inició en el mundo del espectáculo abarcando diferentes ámbitos artísticos. Desde su llagada a Disney, Topa comenzó su meteorica carrera alternando diferentes espectáculos. Desde 2013 Disney Junior ha presentado en Argentina cuatro shows en vivo protagonizados por el Capitán Topa y la tripulación de Disney Junior Express, contando cada uno de ellos con temporadas consecutivas en la calle Corrientes durante las vacaciones de invierno.

El espectáculo que trae al teatro Gran Ituzaingó es el mismo que fue destacado como el éxito de las vacaciones de invierno con casi 100 mil espectadores y el que llevó a su gira por 13 países de Latinoamérica.

El Capitán Topa y su tripulación Junior Express se presentará el viernes con dos funciones: 17.30hs y 19.45hs y el sábado con otras dos: 15.30hs y 17.30hs.

Antes de estos shows, dialogó con Viví el Oeste.

 

¿Con que se van a encontrar las familias que vayan ver el show?

Es el show que presentamos en calle Corrientes para casi 100 mil espectadores, fue el éxito de las vacaciones de invierno y luego giramos por toda Latinoamérica, venimos de una gira increíble y tenemos la suerte de llevarlo a zona oeste. Es un show hermoso, una aventura increíble para cantar, bailar y divertirse con toda la familia.

¿Cómo es el proceso de producción de los espectáculos?

La energía de poder estar conectado con los más chicos, ese es el motor. A partir de los personajes de la tele yo armo la historia. En el teatro me encargo más de crear lo que tiene que ver con la historia de estos personajes. Después todos los actores le ponemos un condimento.

¿De qué trata el espectáculo?

Es un show que tiene un mensaje hermoso de cuidar la naturaleza, de rescatar los valores de la amistad y de la familia. Es divino el show, a mí y a todos los actores nos encanta hacerlo, lo disfrutamos mucho. Tiene las canciones del nuevo disco y los hits de siempre, dura una hora y media. Los chicos se divierten tanto como las mamás, los papás y los abuelos que los acompañan.

Los tiempos cambian y la infancia de los chicos no es la misma de antes ¿Cómo se transmite esos valores?

Eso que decís fue la energía la que sentí para poder hacer este espectáculo, yo noto no solo con mi sobrino sino también con todos los chicos que tengo alrededor, que están todo el tiempo con el celular, jugando, aislados y si tienen un amiguito al lado no juegan. Esta es una cuestión que me llamó la atención y por eso el show tiene que ver con el cuidado de la naturaleza, con no tener señal del celular, de la tablet y poder unirnos entre nosotros en la aventura. Y digo que lo logramos y lo llevamos a la producción ya que la idea es poder tener un balance de pantallas y el teatro. Tratamos de llevar el espectáculo a que sea más una obra teatral acompañado de pantallas, que no sea solo digital. No hay nada más lindo que alimentar la niñez.

¿Qué recordás de la niñez?

Me acuerdo de mi colegio, el Juan Octavio Gauna, la escuela N° 47 de Caseros. Recuerdo mucho a mis señoritas, a mis “seños” como se decía en esos tiempos (risas).  Raquel, Carmen, Laura, fueron maestras muy generosas. Yo siempre fui actor, desde el jardín de infantes me gustaba actuar, en todos los actos participaba y mis maestras veían en eso en mí. Fomentaban al productor también, porque las ayudaba a definir la parte de la música, a escribir los guiones de los actos, todo eso vino conmigo desde siempre.

¿Qué lugares frecuentabas en tu infancia?

Lo que mas frecuentaba y me encantaba eran dos cosas: la plaza y la vereda, me encantaba estar ahí trepando árboles, ir a la plaza era un momento único donde te juntabas con todos tus amigos a la tarde, me acuerdo de los juegos que hacíamos. Y otra cosa era el cine, me gustaba ir al Paramount, recuerdo que ví muchas películas ahí.

¿A qué jugaba ese Topa chico?

Armaba obras, me gustaba hacer historias, antes en el barrio se jugaba a hacer casitas en los árboles, jugábamos al quemado. Ir a la pileta era lo máximo y eso que no íbamos al Parque Norte, íbamos a la pelopincho (risas).

¿Cómo fueron los primeros pasos en la actuación?

Arranqué a estudiar teatro a los 13 años con Esteban Mellino en Chacharita. Viajaba con mi papá que me acompañaba al principio para ver como era todo y ya en la segunda me acuerdo que ya no quería que me acompañe, quería experimentar todo, son los primeros momentos de independencia. Igual me parecía fantástico que la familia vea como ibas a estudiar, donde, quienes iban a ser tus compañeros.

¿Dónde fueron tus primeros espectáculos infantiles?

Mi carrera para los más chiquitos arrancó en Ramos Mejía. Fue hace muchos años, las pistas se pasaban por CD, imagínate. Empezamos haciendo el show a las 14hs en vacaciones de invierno y hacíamos 6 por días porque se llenaba de gente. En Ramos Mejía podría decir que fue mi primera gran prueba de esto, del Topa que estaba naciendo.

¿Tenés buenos recuerdos?

Increíbles recuerdos, pensá que ese show era de todos clásicos que a mí me encantaban, lo organizábamos todo muy a pulmón, me acompañaba mi familia y era increíble lo que sucedía. Después hacíamos gira por toda la zona, mucho por Ituzaingó y Morón.

¿Y de Caseros que recordás?

Todo, yo nací en Caseros, es mi infancia plena. Cada vez que voy para allá cada rincón tiene su historia, algo aprendí, tiene nostalgia. Hay lugares que paso y están intactos como otros completamente distintos. Me enorgullece ser de ahí y la zona oeste me encanta.


Dejá tu comentario