Actualidad

Cartoneaban y comían de la basura: ahora tienen un comedor para ayudar a cientos de familias

La historia de Eva Rojas y Héctor González es sin duda una de esas que deja atónitos a más de uno. Esta pareja cartoneaba para mantener a sus 7 hijos y todos los días luchaban para darle un plato de comida, mientras que ellos dos comían de la basura. Ahora tienen un comedor en la localidad merlense de Agustín Ferrari con el cual le dan de comer a cientos de familias.

En diálogo con Viví el Oeste, Eva cuenta que hace siete años llegaron al barrio La Pradera de Agustín Ferrari. Allí notaron que había “mucha desnutrición” y que a la gente “le faltaba para comer”.

Después de haber vivido en carne propia lo que es sentir hambre, Rojas junto a su marido decidieron soñar con una realidad menos cruel para los que los rodeaban y así comenzaron a compartir ropa de sus hijos que sobraban, unieron fueras con otros vecinos y lo poco que había se multiplicó.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Ahora se constituyeron con asistencia estatal como un comedor, el comedor Ángel Guardián. “Repartimos unas 500 porciones por día, la verdad que es muy feo lo que vemos. Mucha gente que no está acostumbrada a pedir se acerca porque no lo queda otra”, resume Rojas a la hora de referirse al difícil momento que observan a diario.

Aquello que en un primer momento era para unas pocas familias, se fue transformando y ahora ya llegan de otras localidades para recibir un plato de comida. La fundadora del comedor asegura que “nunca sobra” que “siempre falta porque hay cada vez más gente”.

Recuerda que su peor momento junto a su marido comían de la basura, mientras que trabajaban todo el día para conseguirle un plato de comida para sus siete hijos. La más grande, de 19 años, está comenzando sus estudios universitarios.

La de Eva y Héctor es una historia de lucha y superación, pero de también de conciencia ý de solidaridad par con el prójimo. No querían que otros pasen por lo que les tocó atravesar a ellos y así formaron este comedor.

Si querés colaborar con ellos podés buscarlos las redes sociales del comedor “Ángel Guardián”.