Actualidad Caseros | Tres de Febrero | crimen

Caseros: dos detenidos por el crimen del empresario

Los dos adolescentes fueron detenidos por el crimen de Rolando Villafañe, asesinado en Caseros. Otros tres sospechosos continúan prófugos.

Una semana después del asesinato de Rolando Omar Villafañe, el dueño de la fábrica de algodón que fue asesinado a balazos cuando se defendió a los tiros de un intento de robo en su fábrica de Caseros, Tres de Febrero, hay dos detenidos por su presunta participación en el crimen. Hay otros cuatros delincuentes prófugos.

Ambos adolescentes de 16 años fueron detenidos en el barrio Carlos Gardel de El Palomar donde vivían. En esa localidad del partido de Morón había sido robado el Peugeot 208, el cual usaban en la banda para realizar robos en la zona y con el cual asaltaron y mataron a Villafañe el pasado 14 de febrero.

image.png
Uno de los detenidos por el crimen del empresario en Caseros

Uno de los detenidos por el crimen del empresario en Caseros

La detención fue concretada por personal de la comisaría 1ª de Tres de Febrero, dependiente de la Estación de Policía Departamental de Tres de Febrero junto a personal de la DDI de San Martín y personal de la Dirección de Homicidios de la Policía bonaerense. Se logró la captura gracias a declaraciones de testigos y a huellas dactilares obtenidas del vehículo negro utilizado para cometer el crimen.

FV Jun24 790x100.gif
LA PERLA LARGO

Los investigadores también descubrieron que la banda venía de cometer un raid delictivo por varias zonas, Haedo, Villa Sarmiento, El Palomar y Caseros finalmente. En ese sentido, están prófugos y con pedido de detención otros tres miembros del grupo de delincuentes, que son mayores de edad.

El crimen de Rolando Villafañe

El hecho ocurrió pasada la medianoche en una fábrica ubicada en la calle Pini 4554, donde la policía arribó tras un llamado al 911 de vecinos que reportaban la presencia de una persona herida tras haberse escuchado una serie de disparos. Dentro de la fábrica, se encontraba su dueño Rolando Omar Villafañe con un sangrado en la zona abdominal producto de una herida de bala, tendido al lado de su camioneta Ford Ranger.

El yerno del comerciante decidió trasladar a Villafañe en su propio vehículo a la clínica Trinidad de Ramos Mejía, donde pese a los intentos por reanimarlo, falleció tras un paro cardiorrespiratorio, producto de la gravedad de la herida. El hombre luego le contó a la policía que su suegro estaba solo al momento del hecho y que lo llamó por teléfono para pedirle ayuda porque le habían disparado.