Policiales Castelar | La Matanza | Policía

Castelar: lo apuntó con una carabina mientras paseaba a su bebé

El episodio ocurrió en Castelar, un hombre paseaba a su bebé a plena luz del día y fue sorprendido por un delincuente que lo apuntó con una carabina.

Minutos de terror vivió un hombre en el barrio de Castelar momentos en que paseaba a su bebé en el cochecito, cuando por la espalda, fue sorprendido por un delincuente que se bajó de una moto, corrió hasta la esquina para encontrar una víctima y allí estaba este joven.

Sin dudarlo, la víctima levantó en el aire al cochecito y a su bebé para evitar cualquier daño que el delincuente pudiera ocasionarle, en la imagen se puede apreciar que el hombre le entrega algo y el delincuente corre hasta la moto que lo esperaba en la esquina, pero antes gira y vuelve a amenazarlo con el arma.

image.png
Castelar: lo apuntó con una carabina mientras paseaba a su bebé 

Castelar: lo apuntó con una carabina mientras paseaba a su bebé

Otro robo con un bebé como víctima

Días atrás en Villa Luzuriaga, una familia vivió momentos de terror al noroeste del partido de La Matanza, debido a la inseguridad: arrojaron a un bebé de un auto que estaba siendo robado y un policía abatió a un ladrón luego de resistirse al asalto de su esposa.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

El primer ilícito tuvo lugar a la altura del cruce de las calles Alicante y Garibaldi, a pocos metros del límite con el municipio de Morón, del barrio Villa María Mazarello hacia las 2 de la mañana del pasado martes, 2 de enero, y quedó registrado por una cámara de vigilancia privada.

Delincuentes robaron un auto y al escapar arrojaron a un bebé que estaba adentro en Villa Luzuriaga

Las imágenes muestran como una familia estaba alistándose para regresar a su casa y de repente fue sorprendida por una banda de ladrones que circulaba en un Peugeot 308 de color blanco, que a punta de pistola les exigió a las víctimas que les entregue su 307 gris plata.

En medio de muchos gritos, los delincuentes sacaron a la fuerza a los dueños del auto y procedieron a escapar en dirección a la Ruta Provincial número 4 (ex Camino de Cintura), pero los damnificados entraron en desesperación al darse cuenta de que su bebé seguía adentro. Por fortuna, los malhechores dejaron tirado al niño y su butaca en el asfalto.

Tan solo dos días después transcurrió el segundo hecho y a apenas dos cuadras de distancia, donde dos marginales abordaron a una mujer que estaba sacando su auto para robarle en la esquina de las arterias Garibaldi y Mocoretá, ataque que fue presenciado por su esposo, un efectivo de la Policía Federal Argentina (PFA).

En ese momento, el agente de civil sacó su arma reglamentaria y disparó contra los malvivientes, que decidieron huir inmediatamente. Sin embargo, uno de ellos recibió un impacto mortal que lo terminó de matar a unos pasos de la escena.