Sociedad | Castelar | Morón | Plaza

Castelar: reconocieron a la histórica calesita de Atilio

Atilio recibió una placa honorifica por su ininterrumpida tarea al frente de un carrusel que se transformó en todo un emblema de la ayuda vecinal en Castelar.

El intendente de Morón, Lucas Ghi, le entregó durante este fin de semana largo una placa a Atilio Scalón, el dueño de la histórica calesita que se ubica en la Plaza Cumelén (popularmente conocida como "Plaza del Vagón") de la localidad de Castelar, al oeste del Distrito, debido a sus 50 años de funcionamiento ininterrumpido.

Este emblemático carrusel tuvo su inauguración en 1973 situada en un predio lindero a la estación del Tren Sarmiento y sobre el lado norte de la Avenida Rivadavia, casi en la esquina con la Avenida Gobernador Inocencio Arias, tras llegar a un acuerdo con el propietario de un bar que se encontraba al lado.

image.png
La placa en honor a la calesita de Castelar.

La placa en honor a la calesita de Castelar.

Una vez que el terreno que compartían con el local bailable fuera vendido, los vecinos de la ciudad se organizaron y después de un enorme esfuerzo pudieron trasladarla a su locación actual el 25 de julio del 2000, según informó el Instituto y Archivo Histórico Municipal.

FV Jun24 790x100.gif
LA PERLA LARGO

Otro ejemplo del compromiso de los habitantes de la zona con Atilio fue la del 1 de agosto de 2010, cuando la calesita sufrió un incendio intencional donde se quemaron buena parte de los juegos y eso derivó en una colecta solidaria para tratar de ayudar al hombre a que la reponga lo más pronto posible.

image.png

Toda esa movilización hizo que las autoridades locales de ese momento tomaran la determinación de otorgar un subsidio de 85 mil pesos, que si se lo ajusta por la inflación de hoy daría $10.361.903,15, para la compra y recuperación de algunos elementos de vital importancia.

En tan solo dos meses se instaló un nuevo carrusel y la esperadísima reapertura se concretó el 26 de septiembre del mismo año bajo la atenta mirada de prácticamente todo el pueblo de Castelar, que acudió al evento de una forma muy emotiva y cariñosa con el querido Atilio.