Famosos del oeste

El informe del clima desde adentro: conocé a Christian Garavaglia, el vecino meteorólogo de Santos Lugares

La carrera de meteorología tuvo un boom en la última década debido a la mayor exposición en los medios de comunicación. Sin embargo cuando Christian apostó por ella en 2004, pocos la conocían. Este vecino de Santos Lugares se ganó un importante lugar en el ámbito y hoy reparte sus horas entre el Servicio Meteorológico Nacional, un portal noticioso y las consultorías privadas. Su historia comenzó en la terraza de su casa desde dónde observaba los fenómenos meteorológicos que hoy explica.

Christian Garavaglia llegó con su familia a Santos Lugares allá por 1989 cuando tenía 4 años. Desde la terraza de ese hogar comenzó a vislumbrar una pasión que hoy es su trabajo desde hace más de una década. “Desde los 12 años se a lo que me iba a dedicar porque me encantaba ver los fenómenos meteorológicos desde mi terraza y analizarlos”, reveló en charla exclusiva con Viví el Oeste.

La meteorología está en la vida de Christian desde chico

Esos primeros años se complementaron con cuadernos, que aún conserva, dónde marcaba los pronósticos que salían en los diarios. Pero cuando decidió dedicarse a esto, la carrera de meteorología no es tan conocida como es ahora. “Ahora hay una gran difusión en los medios de comunicación y la sociedad está más consciente de los fenómenos meteorológico pero cuando yo arranque, muchos no tenían ni idea a que me iba a dedicar”, relató.

Santos Lugares: la tranquilidad del barrio que es su lugar en el mundo

La historia de Garavaglia está muy vinculada a la de esta ciudad de Tres de Febrero a dónde sus padres se mudaron cuando él tenía 4 años. Fueron más de tres décadas viviendo en el barrio y actualmente se encuentra en pleno proceso de mudanza para arrancar un nuevo capítulo de su vida, junto a su mujer, en Capital Federal. “Acá fui inmensamente feliz y me da mucha melancolía irme de este lugar que me genera miles de recuerdos”, comentó.

Un aspecto que destacó, por sobre el resto, es la tranquilidad que se vive en Santos Lugares: “A pesar de que no es lo mismo que hace 20 años, se puede seguir disfrutando de cierta tranquilidad y ausencia de ruido que abunda en Capital Federal”. Christian recordó que la esquina de su barrio era el lugar elegido por él y sus amigos para disfrutar del tiempo libre tras la escuela.

Santos Lugares se caracterizó por ser un lugar de casa quintas cuando comenzó a poblarse. Ahora el perfil de ciudad cambió levemente con las nuevas construcciones y los edificios pero la esencia sigue siendo misma.  La ciudad está rodeada por el triángulo de centros comerciales de Caseros, San Martín y Villa Devoto aunque su ritmo no cambia. “Santos Lugares y Saénz Peña, su hermana menor, siguen siendo lugares tranquilos”, relató Garavaglia.

Los mitos en la meteorología y el esfuerzo de la carrera

Dos grandes polémicas de la actualidad respecto a la meteorología son: la presencia de personas en los medios dando información sobre el clima sin ser especialistas y las supuestas fallas de los pronósticos. Respecto al primer ítem, Garavaglia afirmó: “Yo soy muy respetuoso si ellos van a la fuente del Servicio Meteorológico o consulta con el meteorólogo de su equipo”.

Poca gente conoce el esfuerzo y la dedicación que hay detrás de esta carrera. Durante años solo se brindó en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA y ahora también se puede cursar en San Luis y La Plata. Lo que hay que destacar es que los primeros tres años tienen una fuerte carga de materias como matemática, química y física por lo que recién cuando se supera esa etapa, llega lo que los estudiantes esperan: la información meteorológica.

Tras muchos años de carrera, ahora tiene varios trabajos sobre la meteorología

“Es necesario pasar por eso para acceder a conocimientos más profundos sobre la carrera”, destacó Garavaglia sobre los inicios. Christian lamentó que muchos compañeros tuvieran que abandonar sus sueños de ser meteorólogos al no poder superar esta espinosa etapa. “Vi mucha gente que tuvo que dejar el sueño de ser meteorólogo y yo le agradezco eternamente a mis viejos por apoyarme en ese momento”, agregó.

Los aciertos en los pronósticos y los fenómenos más difíciles de predecir

Respecto a la segunda polémica, muy presente en épocas de redes sociales fue muy claro: “Antes era más habitual que hubiera fallas en los pronósticos pero hoy no es tan habitual”. Y ejemplificó con una situación muy puntual: un pronóstico de lluvias aisladas que corresponde a la zona del AMBA se cumple si hay lluvias en algunas ciudades aunque puede pasar que mientras en Zona Sur diluvie, en Zona Oeste no haya caído una gota.

En ese sentido reveló otra información no tan conocida por el público en general: “Los fenómenos con mayor impacto en la sociedad, como la lluvia y el granizo, son los más difíciles de pronosticar”. Actualmente un meteorólogo tiene más facilidades para determinar que un frente frío o una ola de calor ingresará a una ciudad en 10 días que poder decir que al otro día lloverá o no en una zona puntual.

Los medios de comunicación son uno de los empleadores de los meteorólogos

Actualmente Christian Garavaglia complementa varios trabajos en el área. Desde hace una década trabaja en el Servicio Meteorológico Nacional, activo los 365 días del año durante las 24 horas, haciendo guardias en el turno noche. Además es redactor y editor de Meteored AR, un portal de noticias sobre su especialidad, y realizada asesorías y consultorías privadas. Los clientes que contratan a un meteorólogo pueden ir desde un director de publicidad hasta un dueño de campo pasando por la aeronáutica o los municipios. “Hay días que me acuesto a las 7 de la mañana y otros días que me levantó a esa hora pero soy feliz haciendo esto”, concluyó Garavaglia.


Dejá tu comentario