Policiales Ciudad Evita | La Matanza | droga

Ciudad Evita: cayó banda narco que atemorizaba a los vecinos

La organización criminal estaba compuesta por al menos tres hombres y tres mujeres del barrio Villegas de Ciudad Evita y poseía marihuana, cocaína y pasta base.

La Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina (PFA) pudo desarticular en los últimos días una banda narco que tenía el control casi completo de las calles del barrio Villegas de la localidad de Ciudad Evita, al sur del partido de La Matanza, tras una denuncia anónima de un grupo de vecinos.

La investigación estuvo a cargo de la División de Operaciones del Oeste del Área Metropolitana bajo las directivas de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) número 14 de mencionado Departamento Judicial especializada en este tipo de delitos, a cargo de los fiscales Marcos Jesús Borghi, María Julia Panzoni y Eduardo Daniel Dabue.

Cayó una narcobanda en Ciudad Evita: 50 personas querían comprarles cocaína, marihuana o pasta base

Todo comenzó a partir de la recepción de dicha presentación en la Justicia local, que indicaba que los habitantes de la zona estaban "cansados de ver como los vendedores de droga tomaron el territorio y "exponían e incitaban a que los jóvenes y niños vulnerables se adentraran en el consumo problemático".

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Luego de una serie de relevamientos y averiguaciones, se ordenaron un total de nueve allanamientos para la mañana de este jueves que arrojó la detención de seis personas (tres hombres y tres mujeres), dos de los cuales actuaban como los líderes de la asociación ilícita dedicada a la comercialización al menudeo.

image.png
Allanamientos en Ciudad Evita.

Allanamientos en Ciudad Evita.

A su vez, los efectivos concretaron el secuestro de una suma de 30 kilos de marihuana, dos de cocaína y uno de pasta base fraccionada, sumado a varias armas de fuego, municiones de distinto calibre, herramientas de estiramiento y otros elementos de interés para el desarrollo de la causa.

Lo más llamativo del operativo fue que en uno de los domicilios señalados como el búnker de los narcos había alrededor de 50 personas haciendo una fila y esperando para comprar los estupefacientes, intención que fue frustrada gracias al accionar de los agentes federales.