Policiales Ciudad Evita | La Matanza | crimen

Ciudad Evita: confuso confuso crimen a metros de una garita

Otro asesinato sacudió al Oeste durante el fin de semana de las elecciones, en este caso en Ciudad Evita. Piden colaboración para esclarecer el crimen.

Un nuevo y violento crimen se dio durante este fin de semana en la localidad de Ciudad Evita, al sur del partido de La Matanza: un hombre fue asesinado en medio de un confuso episodio que se dio a metros de una garita de la Policía Bonaerense y que todavía no está del todo claro.

El episodio tuvo lugar justo en la esquina de las calles Doctor Carlos Di Taranto y La Mulita, a pocas cuadras del paso a nivel del Belgrano Sur y en las inmediaciones del barrio Villegas, hacia las 21 horas del pasado sábado, 12 de agosto.

a.JPG
La garita policial de Ciudad Evita en cuestión.

La garita policial de Ciudad Evita en cuestión.

La víctima fue identificada como Javier Figueroa, pero todavía no se sabe quien o quienes fueron los autores materiales del hecho y por eso la familia pide la colaboración de los vecinos para tratar de encontrar a los culpables. "Si hubiera funcionado esa posta, hoy estaría vivo. Descansa en paz, primo. Si alguien sabe algo o puede aportar cámaras de seguridad, por favor tienen que comunicarse conmigo", sentenció al respecto Cristian, uno de los allegados.

FV Jun24 790x100.gif
LA PERLA LARGO

Cabe recordar que este es el tercer asesinato violento que se da en Ciudad Evita en estos últimos 12 meses si se tiene en cuenta los que padecieron Nilda Alejandra Masso y Perla Giliberti y noviembre de 2022 y febrero de este año, respectivamente.

image.png

El primero se dio sobre La Yareta al 4.100 en el marco de un asalto, donde un grupo de ladrones maniató a la mujer de 74 años y le quitó la vida golpeándola y asfixiándola manualmente en el piso de su dormitorio, además de quemarle las manos con cigarrillos.

Por su parte, el segundo ocurrió en El Coronillo al 3.300 y fue mucho más sorpresivo, ya que la señora resultó acribillada de cuatro disparos en la puerta de su casa y al lado de su cuerpo dejaron una carta.