Actualidad

Conocé el local de Haedo que hace el pollo frito que comen Duki, Cazzu y Ecko

Haedo Pollo Frito (HPF) se ha vuelto en los últimos años una verdadera referencia de la gastronomía local. Más allá del acompañamiento de los vecinos de la zona, este emprendimiento se destaca por tener conexión con el mundo trap y muchos de sus grandes exponentes como pueden ser Duki, Cazzu y Ecko. Hace un año abrieron su segundo local en Merlo y proyectan seguir creciendo.

Gastón “Tata” Villaba y Romina Linari están detrás de este local que se volvió furor en los últimos tiempos y no para de crecer. Hace algunos años decidieron lanzar en su local ubicado en Av. Rivadavia una propuesta innovadora para la zona. El local de venta exclusiva de combos de pollo frito llegó al oeste y como era de esperarse tuvo un destino exitoso.

“Gastón (Tata) quería abrir una casa de comida pero no quería que sea una pizzería o algo normal que ya había acá, buscó cuáles eran las comidas más vendidas y ahí salió la idea del pollo frito. Buscó recetas, practicó en casa, hasta que encontró la receta y esa es la que se mantiene”, asegura en diálogo con Viví el Oeste Linari.

Linari cuenta que de esa compra de personas cercanas que en un principio son los que ayudan a impulsar el comercio, HPF pasó a ser furor entre los jóvenes consiguiendo cautivar a clientes de otras localidades: “Erramos los primeros de traer pollo frito a la zona. Sentíamos que la gente desconfiaba de todo eso, pero sabíamos era una cuestión de que la empiece a probar”, analiza.

El paso fundamental a la consolidación y a la publicidad por parte de sus propios clientes fue cuando el local quedó enlazado a la movida trap. El primer paso lo dieron llevándole un catering a Bryant Myers, un reconocido cantautor de Puerto Rico, que estaba de gira por Argentina.

A partir de la amistad que los dueños de HPF mantienen con Obie Wanshot, referente del rap en el país, profundizaron si ligazón con otros artistas y así como Duki, Cazzu y Ecko, por nombrar sólo algunos, pasaron por local de Haedo para comer.

“Fue muy loco lo que pasó, venían chicos a comer y ni siquiera te preguntaban que era la comida, ellos querían lo que comió Duki”, recuerda Linari. El producto siguió gustando y consolidó una fidelidad con el público que se mantiene hasta el día de hoy.

Desde hace un año HPF abrió su segundo local en Merlo (Chacabuco 459). A partir de recibir a muchos clientes de esta localidad decidieron llevar su comida hasta allá para que no tengan que viajar tanto.

Para lo que viene piensan seguir ampliando su red de locales. Previo a la pandemia habían avanzado en negociaciones para llegar a Ramos Mejía, pero tuvieron que frenar la idea en medio de un año lleno de incertidumbres y con dificultades económicas.

Lo que sí está claro es que vayan a donde vayan llevan el lugar de origen con orgullo: “Queremos remarcar que nosotros arrancamos en Haedo, y es también un agradecimiento a la gente de Haedo que nos hizo crecer un montón. Por eso por más que vayamos a otro lado se va a llamar Haedo Pollo Frito”, concluyó Linari.

Si querés saber más sobre HPF, seguilos en Instagram https://www.instagram.com/haedopollofrito/?igshid=dyexv6vsugjj


Dejá tu comentario