Cultura UNLaM | Universidad Nacional de La Matanza | Oeste

La UNLaM cumple hoy sus primeros 34 años de vida

Un día como hoy, pero de 1989, se aprobó la ley que creó a la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), un símbolo del progreso y la educación en el Oeste.

Un 29 de septiembre, pero de 1989, la Cámara de Senadores de la Nación aprobó la Ley número 23.748 y, de esta manera, le dio vida a la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), que hoy celebra sus primeros 34 años como un símbolo del progreso y la educación en el Oeste.

La reglamentación fue promulgada el 23 de octubre por el Poder Ejecutivo, entonces presidido por Carlos Menem, y el 15 de abril de 1991 en las escuelas número 27 (localidad de Lomas del Mirador) y 51 (San Justo) se inauguró el primer año académico.

image.png

Para finales de ese año, la casa de altos estudios, que en ese momento, tenía alrededor de 1.200 inscriptos para las tres carreras de grado que se ofrecían, logró la posesión en forma definitiva del predio que ocupa actualmente, ubicado en la calle Florencio Varela al 1.903 y que antes pertenecía a una fábrica de la extinta empresa Chrysler-Fevre Argentina Sociedad Anónima (SA).

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Esta adquisición llegó gracias a una norma que beneficiaba a universidades mediante la posibilidad de comprar un terreno a cambio de deudas impositivas, lo que hizo que se adquiera la parcela mencionada y se le cambie la denominación a "Fundación Universidad de La Matanza".

image.png

Con el correr de los años y gracias a su localización en uno de los espacios urbanos más importantes del país, la UNLaM sumó más carreras y su presupuesto fue en aumento, lo que le permite en la actualidad tener cinco departamentos: Derecho y Ciencia Política, Ciencias de la Salud, Ciencias Económicas, Humanidades y Ciencias Sociales e Ingeniería e Investigaciones Tecnológicas.

En la primera década del siglo XX, la institución llegó a liderar el ranking de egresados entre todas las universidades públicas de la Argentina, con un promedio de 59,8 graduados cada 100 ingresantes, sumado al menor índice de deserción: el 90% de sus estudiantes no abandonan la academia.

image.png

A su vez, el 85% de la matrícula son primera generación universitaria de la familia y dentro de su estructura se puede encontrar un centro de simulación clínica con ocho salas de atención médica que imitan la guardia de un hospital, más de 660 mil alumnos, un comedor con 600 lugares, una biblioteca abierta con más de 75 mil ejemplares y una capacidad para más de 1.000 lectores simultáneos, un polo tecnológico para el desarrollo de la industria del software, un campus deportivo con pista de atletismo y canchas de fútbol 5 y 11, básquet, rugby, vóley playa,, piscina semiolímpica climatizada, un microestadio para 800 espectadores y un gimnasio.