Deportes

Descubrí la historia del peor tenista de los últimos tiempos

Pueden existir muchos tenistas con récords negativos, pero te aseguramos que ninguno será como Enrico Becuzzi. Te contamos todos sus detalles.

Conoce a Enrico Becuzzi, el peor tenista de la historia

En Internet los usuarios se pueden divertir de forma segura, ya que es posible utilizar la ruleta online Argentina, jugar al Blackjack o también realizar apuestas deportivas en plataformas de calidad. En este sentido, también hay que tener en cuenta que existen muchos deportes interesantes, como el fútbol, el básquet o el tenis.

Justamente, en este último hay una gran cantidad de jugadores interesantes, con mejores y peores resultados. Pero no hay ninguno que sea como Enrico Becuzzi, tal vez el peor tenista de la historia. De origen italiano, con más de 40 años, lleva más de un cuarto de siglo intentando conseguir la victoria.

CERRO BAYO

Una vez que lo consiga, según asegura, se retirará. Lo cierto es que es sinónimo de perseverancia, ya que no ha podido lograr grandes resultados. Sin embargo, Becuzzi asegura que en el 2003 estuvo a punto de conseguirlo. En un torneo en Bulgaria, casi lo consigue, pero acabó perdiendo y eso lo motivó a continuar.

Él no quiere abandonar el deporte sin antes garantizar una victoria. Siempre él financió sus viajes, las estadías en los hoteles e incluso los artículos necesarios para practicar el tenis. Hasta el momento, lleva perdidos unos 270 partidos, una cifra que es realmente impresionante para un jugador de índole profesional.

Lo que hay que saber sobre el tenis

También hay que indicar que Becuzzi jamás se ha rendido. En realidad, él se anota en todos los torneos que puede, con el objetivo de intentar esa victoria que le hace falta. Es decir, su idea es ingresar en el ranking mundial del ATP, algo que no ha obtenido hasta este momento, aunque él asegura que lo logrará.

Ahora bien, también asegura que puede hacer autocrítica con respecto a su juego. Principalmente, Becuzzi indica que su saque es realmente flojo y que eso le impide conseguir tantos cuando él lleva la delantera. Si bien puede devolver los remates, se le complica a la hora de iniciar los tantos.

También hay que indicar que él debutó perdiendo 6 a 0 y este resultado lo ha acompañado a lo largo de toda su trayectoria. Incluso, él comenta que una vez casi logra algo inaudito. En el 2012, casi juega una clasificación del Masters 1000, pese a nunca haber ganado un partido. ¿La explicación? Pues es bastante simple.

Se anotó en la fase previa de Shanghai, donde se suelen cerrar la temporada al finalizar los torneos, pero muchos candidatos se bajaron masivamente. Por lo tanto, logró entrar al cuadro clasificatorio, pero no le llegó el visado en tiempo y forma y eso le impidió acceder a ese torneo de enorme prestigio.

En suma, habrá que ver si este jugador podrá cumplir su sueño en algún momento de ganar algún partido. Posiblemente, la perseverancia será clave para lograrlo.