Negocios

El Gamergy Argentina está de regreso

Una muestra más de la acogida que tiene los eSports en Argentina y del papel estratégico en su expansión que tiene la región de Latinoamérica.

La relación de los eSports con Latinoamérica, y con los países de habla hispana en conjunto, se va estrechando día a día. Desde que los organizadores de los eventos de estos deportes electrónicos se dieron cuenta de que esta región tiene un alto valor estratégico para ellos, no paran de sucederse las iniciativas para reforzar su presencia en la zona. Lo cierto es que Latinoamérica tiene una fuerte cultura “gamer” y, además, sus equipos de eSports están sitiándose, cada vez más, en la élite mundial.

Por todo ello, lo cierto es que la región vive un auténtico idilio con esta modalidad deportiva digital. Y la tendencia es que aumente en los próximos años. Por lo pronto, se han creado algunas de las ligas más prestigiosas en la zona, como la LLA de League of Legends, entre otras. También está aumentando el número de competiciones locales, muchas de ellas de nivel amateur, pero con gran potencial para descubrir nuevas estrellas. Todo ello propicia, aún más, el aumento del número aficionados latinoamericanos a este fenómeno.

Una de las últimas noticias pasa por la elección de Argentina como sede para la próxima edición del Gamergy 2023. Este evento, de gran prestigio y potente repercusión y proyección en la comunidad de los videojuegos, tendrá lugar el próximo abril, los días 7, 8 y 9. Así pues, repetirá como anfitriona, ya que el año pasado el Flow Gamergy ya eligió a Tecnópolis como sede. Y fue todo un éxito, motivo por el cual los organizadores españoles han decidido volver. El año pasado acudieron unas 50.000 personas durante los 3 días, se pudo vivir una emocionante final de la LLA de LOL, acudieron equipos punteros en su disciplina y algunos de los principales “streamers” de ecosistema “gamer”. También hubo stands de los principales desarrolladores, música con populares DJ´s y muchas actividades más.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Lo que veremos en la edición de 2023

Tras este impacto, que superó las expectativas, es lógico que Gamergy vuelva a Argentina este año. Volverá a ser en Tecnópolis y va a estar plagado de grandes acontecimientos. Uno de los grandes reclamos de este año es que está programado un show internacional de Counter-Strike, una de las estrellas de los eSports y, tal vez, el “shooter” más seguido en este tipo de competiciones. Los eventos de este título no sólo congregan grandes audiencias, sino que también son de las competencias que mayor seguimiento tienen en los portales de pronósticos, cuyas secciones de CS:GO cubren los famosos “Major” y otras clasificaciones internacionales de gran repercusión. En el caso de Gamergy, se tratará de la CS:GO CUP y contará con equipos como Furious, Boca Gaming, Fusion o Windingo.

image.png

También habrá competiciones de otros títulos relevantes, como Valorant o Rocket League, entre otros; en total, más de 80. No faltarán, como en la edición anterior, actividades con influencers, cosplayers y la presencia de invitados especiales. La música, de nuevo, tendrá un papel protagonista en esta prestigiosa feria, con conciertos en directo y sesiones de DJ´s. Se espera que este año se supere la asistencia del 2022 y se sobrepasen los 60.000 visitantes. Eso sin contar los que van a realizar un seguimiento online, que son difíciles de cuantificar. También es complejo medir el impacto económico que va a tener en la zona, pues se trata de uno de los eventos con mayor repercusión de este ecosistema y está relacionado con la creación de riqueza y puestos de trabajo allá donde va.

Con Argentina como sede, de nuevo, del Flow Gamergy tenemos una muestra más de la importancia de Latinoamérica en el mapa expansivo de los eSports y de la acogida de estos países respecto de este fenómeno. El éxito de la edición anterior no deja de ser un potente indicativo de lo que representan los deportes electrónicos, y el “gaming” en general, en la región y las posibilidades que este hecho abre de cara a potenciar la economía y el tejido empresarial relacionado con las nuevas tecnologías. Si se repite el éxito, como todo parece indicar que ocurrirá, se habrá avanzado otro paso en la correcta dirección. Tal vez Argentina pase a ser una sede fija para este evento de dimensiones internacionales.