Sociedad | El Palomar | Zona Oeste | Morón

El Palomar: las famosas lagunas de la localidad

Tiempo atrás, los vecinos de El Palomar supieron contar con lagunas un atractivo para grandes y chicos. Descubrí un poco de su historia.

Una vez más, Viví el Oeste te propone conocer historias poco conocidas de Zona Oeste, y en esta oportunidad es el turno de El Palomar y las famosas lagunas que supo tener la localidad tiempo atrás durante el siglo XX.

De acuerdo al Instituto y Archivo Municipal de Morón, en la zona había diferentes cursos de agua, zanjones y lagunas "que eran un atractivo para chicos de todas las edades". En dichas fuentes de agua, se cazaban ranas y pescaban anguilas, y gran parte de la comunidad al presente lo recuerda.

lagunas en el palomar 1.jpg
Lagunas en El Palomar.

Lagunas en El Palomar.

Una de las lagunas se ubicaba en la intersección de las calles Formosa, Bergamini y Ferrari, los vecinos recuerdan que también había un zanjón conectado al embalse. "Era como un arroyo o un río que venía por Victorica hasta Virasoro, de Virasoro a Nelson Page y de Nelson Page para el lado de la escuela N°5", relató un vecino al Instituto y Archivo Municipal de Morón.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Cabe señalar que la laguna era permanente y algunos locales recuerdan que iban a bañar a sus caballos, otros llevaban a sus hijos a ver los animales, por ejemplo patos, ya que no era un lugar habilitado o seguro para meterse.

Otra laguna, que recibió varios nombres como "Aguardiente", "Curvela" o "Cipoletti" estaba ubicada dentro de las tierras de la Base Aérea frente al Colegio Emaús, entre las calles Dolores Prats y Céspedes. Desde el Instituto explicaron que la calle Céspedes tenía "un nivel bajo muy notorio con respecto a la zona circundante, por esta calle pasaba un zanjón que terminaba su recorrido en la laguna, era conocido como Cañada de Céspedes".

base aerea el palomar.webp
Base Aérea de El Palomar.

Base Aérea de El Palomar.

Una vecina recordó que "era como un arroyito que en esta zona donde está la vía se formaba como un lago o laguna. Cuando salíamos a jugar, el objetivo era llegar a esa laguna llamada Chipolini o Chipolina. No me dejaban ir sola, tenía que ir con mis hermanos".

En las inmediaciones de la laguna funcionaba un almacén de una reconocida familia de El Palomar, los Mutti. El "Almacén de las cuatro patas" estaba ubicado en la calle Rosales y la llamada localmente vía muerta. El comercio recibió ese nombre porque estaba situado "sobre cuatro pilares que permitían nivelar el inmueble con la altura de la calle. El bajo nivel de la calle Rosales estaría originado en la existencia de esta antigua laguna".

Las famosas lagunas de El Palomar llenan de nostalgia a los vecinos que supieron conocerlas y que de vez en cuando le cuentan a sus seres queridos algunas de las travesuras que realizaron en aquella época.

FUENTE: Instituto y Archivo Municipal de Morón y Viví el Oeste Diario