Bloque de 3 |

En el Día del Actor, conocé a Andres Várszegi, el vecino de Hurlingham que protagoniza las publicidades más recordadas

Casi por casualidad, Andrés comenzó su carrera actoral. Cuando se quiso dar cuenta, ya lo convocaban de obras de teatro, cortos y publicidades de personal, Movistar, Brahma, Hoyts y muchas más. Hoy en día destaca el valor colectivo del mundo actoral y adapta sus obras a los tiempos que corren.

En diálogo con Viví el oeste, Várszegi admitió que su inicio en la actuación “fue bastante rotundo. Yo empecé a buscar en un momento ya de grande algún lugar para hacer teatro, como algo más bien recreativo. Siempre me llamó la atención el teatro desde chico, miraba películas, imaginaba a los actores como hacían lo que hacían, y tenía esa pequeña inquietud”.

Así fue como llego a una Escuela de Formación actoral en Morón, pero había un problema, era una carrera y Andrés “no quería tanto”. “No tenía tiempo, pero me atraía, lo pensé, y dije metámonos y bueno formándome y metiéndome en las cosas que aparecieran aparte de la escuela, en alguna obra de teatro, algún cortometraje, de golpe sin darme cuenta estaba haciendo una vida actoral”.

“De tanto ir resolviendo las inquietudes me fui envolviendo y, sin que haya sido un objetivo, me había convertido en un actor. Es algo que en gustaba mucho, me hacía ben porque había encontrado un medio de expresión que me hacía bien”, reconoció.

Fue entonces que ya con mayor experiencia comenzó a ver la actuación como un trabajo, “donde uno produce su trabajo y cobra por ello, que no es para nada fácil para un actor haberlo ya que no son tantas las oportunidades que hay para que pueda ser redituable”.

Claro que el vecino de Hurlingham aclara que no solamente hizo trabajos redituables. “Muchas veces he participado y participo en algunas cuestiones que tengan que ver con una función social”, señala y destaca de la actuación el trabajo colectivo que de ella surge.

A lo largo de su carrera actoral, el multifacético Várszegi actuó en obras de teatro, a veces en roles protagónicos, a veces no, en cortos, series televisabas, ha estado fuera del escenario colaborando desde otro lugar. “Más que el rol que me toque me interesa más el tipo de obra que sea”.

Las publicidades ocupan un gran lugar en su Curriculum. “Si bien ahí no hay tanto desarrollo actoral es interesante, es divertido. Me ha tocado viajar, otras veces acá, publicidades internacionales, para estado Unidos, Francia, Holanda, Rusia, Chile, es algo que me ha divertido y me ayuda a financiar otros proyectos actorales menos redituables”.

Algunas de sus publicidades más recordadas fueron para Movistar, Personal, Brahma, estufas Ecosol, Cinemark/ Hoyts, y tantas otras más.

La llegada de la pandemia significó un antes y después para el mundo, y en el caso de los actores debieron darle una vuelta de tuerca a su profesión ante el cierre de salas y la limitación de los espectáculos.

“Ha complicado mucho el desarrollo de las actividades, actorales, si bien hay ayudas de parte del estado, han dado becas, subsidios para ayudar obviamente con eso no alcanza. Es un momento bastante complicado para el actor, si bien en teatro se han empezado a hacer funciones con los protocolos, cantidad de gente permitida no suele alcanzar”, lamentó.

En este sentido, Várszegi destacó el ingenio de la adaptación de las obras al formato virtual, pero advierte: “No es lo mismo lo que uno puede recaudar, no es lo mismo una obra de teatro sin público y para el que la ve tampoco es lo mismo verlo en su casa que en vivo. Una de las cosas cautivantes del teatro es que lo que uno está viendo pasa aquí y ahora”.

Respecto a los protocolos en los ámbitos actores son minuciosos e implican distancia social, barbijos y desinfección de cada elemento. “Lleva muchas más complicaciones y trabajo y más tiempo, pero se puede hacer nos podemos cuidar”.

Por último, Andrés señaló que “es un momento muy difícil para un actor, porque las posibilidades de trabajar son mucho menos que en lo general”, pero consideró que “es un buen momento para organizar”.

En su caso se encuentra ensayando una obra autodirigida con la esperanza de poder volver lo antes posible a las tablas y recuperar la conexión entre el actor y el público.


Dejá tu comentario