Famosos del oeste

Famosos del Oeste: De Moreno a Chile y Estados Unidos, el recorrido artístico de Camila Mateos en exclusiva

Camila Mateos se crio en Moreno y desde allí comenzó con su carrera artística que la llevó a ciudades como Los Ángeles (Estados Unidos) y Valdivia (Chile). En charla con Viví el oeste la actriz de 26 años habla sobre su infancia en el Oeste, la importancia del estudio, su trabajo y del impacto de los viajes en su vida personal.

Los viajes siempre fueron algo muy presente en la vida de Camila Mateos. La actriz que se crío a medio camino entre Moreno y Capital Federal también vivió en los Estados Unidos  y trabajó en Chile. “Es muy loco que los lugares dónde vas te modifican”, detalla Camila mientras relata sus experiencias tanto personales como profesionales. En la actualidad se encuentra cursando el primer año de la carrera de dirección y producción audiovisual Centro de investigación cinematográfica (CIC).

La actriz estudió durante tres años la carrera de artes dramáticas en el IUNA pero tuvo que poner en pausa sus estudios por las ofertas laborales. Sin embargo Camila recalcó la importancia que siempre tuvo la formación en su vida: “Yo siempre fui como una fanática del estudio. Es algo que me da mucha seguridad en lo personal. Me da herramientas que necesito para enfrentar un set de grabación”.

En ese sentido afirmó que en los últimos años comenzó a tener “curiosidad” por el detrás de cámara. “Empecé a fantasear con la idea de ser directora de cine pero me costó un poco hacerme cargo de ese deseo”, reveló en diálogo con Viví el Oeste. Este año decidió arrancar la carrera y, tras una intensa búsqueda, comenzó a estudiar en el CIC ya que podía amoldar sus horarios con el trabajo.

Sus inicios y la adolescencia en Moreno

Camila comenzó a estudiar teatro desde los 7 años en la Escuela Caleidoscopio de Capital Federal. También estudió durante un año en el Centro Cultural El Umbral de San Antonio de Padua. “Estudie un año ahí y fue un lugar muy lindo dónde formamos un grupo de teatro muy copado”, definió la actriz.

Su infancia se remonta a Moreno dónde vivió en casa de sus abuelos. También residió un año en los Estados Unidos y luego volvió, con su mama, a vivir en el Oeste del Conurbano. Un robo en la casa de sus abuelos modificó el cuadro de situación por lo que Camila y su madre vivieron por un tiempo en Capital Federal. Sin embargo Moreno siempre estaba ahí y a los 11 años, la actriz volvió a la zona Oeste hasta que cumplió sus 20 años. En el medio residió un año en Los Ángeles junto a su papá y estudió teatro en Beverly Hills Play House.

VeO: ¿Cómo fue la experiencia  de vivir un año en Los Ángeles y cuánto te costó el estar lejos de tu país en una edad tan joven?

Camila: Mi papá vive en Estados Unidos y teníamos la promesa mutua de que cuando terminará el secundario, me iba a ir a vivir allá un tiempo. Me fui muy entusiasmada porque siempre me gustó viajar. Pero fue muy duro extrañar a amigos y a la familia en el momento en el que empezaba una etapa de mayor libertad. Igualmente fue súper enriquecedor desde otros lugares.

En la actualidad reside en Capital Federal y reveló que la adaptación, al principio, fue complicada: “Hay algo de la vorágine porteña que al principio me costó. Hay cosas que se viven mucho en Provincia, que la realidad te golpea constantemente en la cara”, destacó.

VeO: ¿Seguís visitando Moreno en la actualidad?

Camila: Antes de la pandemia era de ir casi todos los fines de semana. Incluso tengo amigas que viven en la ciudad. Fue parte de mi vida durante mucho tiempo le tengo mucho cariño. Es un lugar dónde crecí y dónde también me “curtí”. Forma parte de mi personalidad.

La palabra “curtir” se repite en la charla cuando Camila cuenta que siempre fue muy consciente de la desigualdad. En ese sentido la actriz revela que la educación y la relación con su familia fueron claves en su formación: “Crecí en una familia dónde el debate siempre estuvo disponible y eso lo agradezco mucho. Siempre estuvo permeable la posibilidad de transformar ciertos discursos y hablar sin ciertos tabúes”.

Los abuelos de Camila son personas que estuvieron involucrados en los espacios culturales y políticos de la zona. “Ellos tuvieron una de las primeras radios de Moreno dónde la gente podía hablar y le dieron la voz popular a un pueblo que comenzó a ser ciudad”, describió la actriz.

Su experiencia laboral y los viajes

“Antes de la acción suelo ser una bola de nervios aunque no lo demuestro”, detalla Camila en la charla. La actriz reveló que durante las grabaciones en el set era consciente de que un error propio podía conllevar a tener que realizar tomas extras y que esa presión de trabajar por primera vez en el set la ayudó en el camino de encarar la adultez.

VeO: ¿Cómo fue grabar Bichos Raros y tener que trabajar fuera del país?

Camila: Valdivia es una ciudad hermosa que tiene un contraste muy grande entre la renovación y todo lo que quedó destruido por el terremoto. Para mí fue entrenar la paciencia más que nunca y eso fue muy positivo para mí. En Valdivia se vivía un ritmo al que no estaba acostumbrada y tuve que bajar mil cambios. Eso permitió que me pudiera encontrar.

“Moreno es Los Ángeles al lado de Valdivia” describió Camila en una comparación entre tres de las ciudades que más la marcaron en su vida.

Hoy Camila Mateos se enfoca en sus estudios y también detalla que se está comenzando a permitir, en lo posible, elegir sus trabajos. “El año pasado más allá de ATAV fue un año complicado de laburo para mí pero son también los gajes de permitirte elegir”, reveló.

Antes de concluir la charla pidió por el esclarecimiento de la muerte de Facundo y que la Justicia aclare el caso. “Facundo presente, Nunca Más. Espero que le den respuestas a la madre de quienes fueron los responsables”.


Dejá tu comentario