Negocios

Finanzas personales: aspectos clave de cuidar para evitar problemas

A continuación compartimos algunos aspectos claves para cuidar nuestras finanzas personales.

Si hay algo de lo que adolece el sistema educativo, es de la enseñanza en términos de formación financiera. Algo que puede ser realmente un problema a medida que uno crece y se va enfrentando a responsabilidades cada vez mayores.

La vida adulta implica el manejo de dinero personal destinado a aspectos de la vida como la vivienda, la alimentación y el vestido, entre otros aspectos clave. Cuestiones que podemos no saber manejar de la mejor manera y vernos envueltos en problemas.

Como forma de ayudar en este sentido, a continuación compartimos algunos aspectos claves para cuidar nuestras finanzas personales.

CERRO BAYO

1. Finanzas del vehículo

Aunque no todo el mundo cuenta con un vehículo propio, lo cierto es que hoy por hoy la gran mayoría de las personas dispone de movilidad para cumplir con sus responsabilidades. Al respecto, hay que cuidar el pago de lo que esto implica.

En primer lugar, debemos cuidarnos de no tener deuda de patentes, que es la principal responsabilidad que implica tener un vehículo. Del mismo modo, debemos estar al día con cuestiones como el seguro, para evitar inconvenientes molestos.

2. Impuestos de la propiedad

Los bienes inmuebles, sean del tamaño que sean, conllevan una serie de impuestos que deben ser pagados ante distintas entidades del gobierno. Desde que se aplicó la ley de alquileres, estos corren por cuenta del dueño.

Es muy importante cumplir con el pago de estas responsabilidades para evitar un problema y una deuda que pueden escalar rápidamente. El valor de estos depende del tamaño y las prestaciones del inmueble, por lo que habrá que asegurarse de estar pagando lo correcto.

3. Servicios

De un modo similar a lo mencionado en el punto anterior, el ocupar una vivienda implica el consumo de ciertos servicios por los que debemos pagar y no descuidar. Hablamos desde algo esencial como el agua hasta el contrato con un proveedor de internet.

Muchos de los servicios se discontinúan ante la falta de pago, lo que nos hará estar atentos. Pero hay otros, como el agua, que no pueden cortarse y entonces, si los descuidamos, podremos acumular una deuda enorme sin saberlo.

4. Cuotas de tarjeta

Actualmente, la compra de bienes mediante planes de financiación es moneda corriente. Esto tiene que ver con los costos elevados de ciertos productos, que resultan imposibles de pagar de una sola vez.

Esto es algo realmente beneficioso, aunque hay que tener ciertos cuidados. La compra en cuotas con tarjeta de crédito es un arma de doble filo que debemos analizar en cada caso. Muchos de los problemas financieros más comunes provienen de estas compras.

5. Gastos extraordinarios

Finalmente, un aspecto fundamental de nuestras finanzas personales es el cuidado de ciertos gastos extraordinarios, que se alejan de los que podríamos considerar como fijos. Se trata de gastos complejos, precisamente por el hecho de no tener una periodicidad clara.

Mes a mes, y sobre la base del cálculo de nuestros gastos fijos, podremos ir analizando nuestras capacidades para permitirnos el uso de dinero extraordinario. Lo bueno es que, precisamente por esa condición, podremos controlarlos mejor.