Policiales González Catán | Gendarmería | La Matanza

González Catán: rescataron a un niño y lo restituyeron

El menor se encontraba perdido y su familia lo estaba buscando con desesperación por todo González Catán, pero gracias a los agentes todo terminó bien.

El personal de la Unidad de Investigaciones de Delitos Complejos y Procedimientos Judiciales "Cinturón Sur" de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) logró restituir durante la tarde del pasado jueves, 11 de enero, a un niño que estaba extraviado en la localidad de González Catán, al sur del partido de La Matanza.

Todo comenzó cuando los agentes se encontraban realizando unas tareas de rutina en las inmediaciones a una estación de servicio ubicada a la altura del kilómetro 32 de la Ruta Nacional número 3 (Avenida Brigadier General Juan Manuel de Rosas), barrio Los Ceibos, y divisaron al pequeño, que portaba un pantalón corto de color negro y una camiseta de la Selección Argentina, mientras pedaleaba con su bicicleta.

image.png
La zona de González Catán donde fue rescatado el niño.

La zona de González Catán donde fue rescatado el niño.

Acto seguido, vieron como se levantó luego de perder el equilibrio y de caer al suelo y se apuró para cruzar la carretera por la calle Doctor Enrique Simón Pérez, cerca del Hospital Zonal General de Agudos “Simplemente Evita”.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Fue así como los uniformados confirmaron que el menor no era acompañado por nadie y por eso decidieron acerársele para asistirlo y preguntarle su situación y si había alguien que lo esté cuidando, ya que esa zona es conocida por su peligrosidad debido al alto caudal de vehículos particulares y de transporte público que pasa casi siempre.

image.png

Una vez bajo su amparo, los efectivos llamaron al 911 y le brindaron contención al infante hasta la llegada del personal policial. Momentos más tarde, los padres acudieron al lugar ya que buscaba a su hijo con desesperación hace varias horas.

Al verlo al cuidado de la GNA, respiraron aliviados y agradecieron con emoción a los miembros de la fuerza. Atentos al protocolo en cada caso, se accedió a la entrega del chico una vez que fue corroborada la identidad de la familia y acreditado el vínculo de parentesco.