Policiales Haedo | colegio | estudiantes

Haedo: alumnos detrás de las amenazas de bomba al colegio

El Cristo Obrero de Haedo sufrió varias amenazas anónimas de bomba en la última semana que provendrían de teléfonos de alumnos del establecimiento.

Esta semana la normalidad de la comunidad educativa del Colegio Cristo Obrero de Haedo se vio alterada por una serie de llamadas anónimas con amenazas de bombas que obligaban a realizar operativos de evacuación del edificio. Todo empezó el viernes pasado con el primer mensaje al 911 y en el inicio de esta semana, la situación se volvió a repetir. Hasta tres días consecutivos los chicos y sus docentes tuvieron que evacuar el establecimiento ante el requerimiento de la Brigada anti explosivos por las amenazas.

Los padres de los estudiantes iniciaron un fuerte reclamo en redes sociales ya que esta situación alteraba el normal dictado de clases. Incluso, algunos tenían que ir a buscar a sus hijos para que no se quedarán esperando afuera mientras los especialistas comprobaban que no hubiera ningún problema. Las quejas de la comunidad educativa fueron tan importantes que medios nacionales llegaron hasta la puerta de este colegio de Haedo para conocer de primera mano que era lo que sucedía.

Varios plantearon las sospechas de que se trataba de estudiantes del establecimiento los que hacían las llamadas al 911. Y no estaban muy errados. Esta mañana fuentes del Municipio de Morón confirmaron que se realizaron cuatro allanamientos en la zona por las constantes amenazas de bomba. "Se encontraron los cuatro teléfonos desde dónde se hacían las llamadas. Aparentemente eran todos de alumnos del colegio, menores de edad", detallaron.

FV JULIO EPU
CERRO BAYO
image.png
En 2017 también hubo amenazas de bomba contra este colegio de Haedo

En 2017 también hubo amenazas de bomba contra este colegio de Haedo

En la investigación Intervinieron agentes de la unidad de Delitos Especiales de la Policía Bonaerense, el fiscal Hugo Ravizzini (UFI 7) y personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Municipio de Morón. Desde el Colegio le habían confirmado a Viví el Oeste que las amenazas llegaban mediante llamados al 911 que los obligaban a evacuar el establecimiento hasta que la Brigada confirmara que no había ningún peligro.

Esta situación ya había sucedido en el 2017 cuando las clases del colegio de Haedo se vieron suspendidas durante varios días por llamados anónimos. En este 2022, se contabilizaron más de 10 amenazas en el plazo de una semana. Sin embargo, la rápida investigación permitió determinar quienes eran los estudiantes responsables.

La causa se enmarca dentro del artículo 149 bis del Código Penal que señala que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años el que hiciere uso de amenazas para alarmar o amedrentar a una o más personas. En este caso la pena será de uno a tres años de prisión si se emplearen armas o si las amenazas fueren anónimas”. Sin embargo, al tratarse de estudiantes menores se podrían dar otro tipo de sanciones accesorias que determinará oportunamente el Poder Judicial.