Actualidad Haedo | Buenos Aires | El Transformador

Haedo: conocé el rol social y barrial de El Transformador

El Transformador de Haedo es una organización comunitaria que nació a raíz de la crisis del 2001 y que cumple un importante rol de contención en el barrio.

Un paso importante pero que no es definitivo. La semana pasada te acercábamos la noticia de que El Transformador de Haedo había recibido una buena noticia de parte de la Justicia que desestimó el pedido de desalojo iniciado por la familia del ex Gobernador, Manuel Fresco. Desde la organización no se conforman y piden a la Legislatura de Buenos Aires una ley para lograr la expropiación definitiva del lugar y tener la tranquilidad de que podrán desarrollar las actividades y los talleres en la casona, sin miedo a tener que dejarla.

"Este juicio por desalojo nos lo iniciaron en 2010 pero esta es una sola posibilidad jurídica. Ellos tienen otras alternativas y nos pueden iniciar otro juicio por restitución de bienes. En el pasado ya lo hicieron por expropiación inversa", explicó Susana, una de las integrantes del Transformador, en charla exclusiva con Viví el Oeste. Por eso el pedido es claro y necesitan que desde Provincia de Buenos Aires sancionen la ley de expropiación para que ya no existan más tiras y aflojes sobre su futuro.

La casona construida en 1926 perteneció a Manuel Fresco, vecino de Haedo que llegó a ser gobernador de Buenos Aires durante los años 30. Pero tras su muerte, el lugar permaneció abandonado e incluso muchos vecinos reclamaron por hechos de vandalismo. "Los adolescentes que salían de los colegios hacían fogones dentro de la casona. Nos cedieron la casona en muy malas condiciones. Cuando arreglamos y pusimos en valor el espacio, nos reclamaron la restitución de la propiedad”, explicó Susana sobre la situación de la propiedad.

terramalal
image.png

Según comentaron desde el Transformador, la opinión de los vecinos se divide entre quienes todavía sienten orgullo por la presencia de Fresco como Gobernador de Buenos Aires y apoyan a su familia, y quienes valoran el trabajo barrial llevado a cabo por la organización en estas dos décadas. "Lo que está bueno que se sepa es que Fresco fue gobernador durante la época infame cuando las elecciones estaban arregladas", comentaron desde el espacio en la búsqueda de hacer una reconstrucción verídica sobre el personaje.

El rol "transformador" de la organización

En plena crisis tras es el estallido del 2001 y en medio de una sociedad fracturada, el Transformador nació como un espacio que buscaba casualmente "transformar" esa realidad que vivían los vecinos en el Oeste de Buenos Aires. “Nosotros nacimos tras la crisis del 2001 en un momento dónde algo había que cambiar y en 20 años construimos una identidad propia", asegura Susana.

image.png
Todas las actividades que se realizaron en la casona histórica de Haedo

Todas las actividades que se realizaron en la casona histórica de Haedo

El trabajo de este espacio va desde el acompañamiento a jóvenes en situación de calle y a sus familias hasta la realización de actividades como recitales y talleres que buscan fomentar la cultura local. Previo a la pandemia varias bandas podían tocar durante los fines de semana pero esa actividad se vio restringida los últimos meses debido al aumento de casos en Buenos Aires. El último gran evento que realizaron fue un cine abierto al aire libre durante febrero y esperan pronto retomar con sus actividades.

Unos 60 jóvenes asisten a El Transformador pero el acompañamiento no se limita solamente a ellos sino que buscan abarcar a todo el círculo familiar. "Muchas veces hemos acompañado a madres a realizar denuncias por violencia de género. Nosotros buscamos abordar la cuestión familiar en conjunto”, aseguraron. Incluso tenían pautado un proyecto para desarrollar una panadería comunitaria pero debido a la pandemia, también debieron retrasarlo.

El Transformador de Haedo tiene sus puertas abiertas para recibir a los vecinos, tanto a quienes quieran sumarse a colaborar como quienes necesiten una ayuda. La organización y sus integrantes trabajan a pulmón. Al no tener el título de propiedad del lugar, no pueden recibir todos los subsidios y deben encargarse de esas situaciones. Por ejemplo el domingo que viene van a estar martillando y trabajando en el lugar para re acondicionarlo. "Esperamos seguir transformando la realidad de la gente muchos años más".