Policiales Haedo | Policía Bonaerense | causa

Haedo: Un departamento como escenario del horror

A. B. P., un comerciante dedicado al negocio de las motos, fue arrestado por la Policía Bonaerense en Haedo luego de semanas de intervenciones telefónicas.

La Dirección de Investigaciones Contra El Crimen Organizado de la Policía Bonaerense arrestó en su domicilio de Haedo a A. B. P., un hombre de 45 años dedicado al negocio de la venta de motos y repuestos.

Les allanaron su departamento en un complejo de la calle Emilio Castro en Haedo, zona de Morón, con pileta de estilo y amenities de alto costo. Les encontraron cien gramos de cogollos de marihuana, licores importados, látigos sadomasoquistas, dildos de plástico, cámaras y preservativos, una docena de DVDs, algunos pornográficos, hoy casi reliquias históricas, pistolas Glock y Bersa Thunder, ambas 9 milímetros, un disfraz porno de enfermera.

Al hombre, detenido a metros de su casa en Haedo en la calle, lo buscaban hace tiempo, con una causa de la Ayudantía Fiscal Delitos Conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming de la fiscal Lorena Pecorelli.

terramalal

Les habían intervenido los teléfonos, con decenas de horas de escucha. En su living, la Policía Bonaerense encontró dos sillones de cuerina roja. También, en un cajón, había una hoja cuadriculada manuscrita con los nombres de más de 20 mujeres.

image.png
La Dirección de Investigaciones Contra El Crimen Organizado de la Policía Bonaerense arrestó en su domicilio de Haedo a A. B. P.

La Dirección de Investigaciones Contra El Crimen Organizado de la Policía Bonaerense arrestó en su domicilio de Haedo a A. B. P.

Esos sillones de color rojo habrían sido el escenario de abusos sexuales filmados y luego compartidos en sitios de contenido sexual o compartidos, supuestamente, entre los amigos del comerciante: la pileta que se ve de fondo en la ventana de esos videos coincide con la pileta del complejo, lo mismo la barra.

También, la Policía Bonaerense sospecha que habría prostituido a estas mujeres, con encuentros pactados por WhatsApp o Telegram, a veces, a punta de pistola. Las víctimas declararon: algunas de ellas eran menores.

Según la acusación, el comerciante, supuestamente con una condena previa por un delito sexual contra una menor, se jactaría de una cosa aberrante: ser “el Jeffrey Epstein argentino”, según información policial de la causa, el empresario y magnate argentino acusado junto a su pareja Ghislaine Maxwell de uno de los esquemas más perversos de abuso de menores de la historia moderna.

La causa comenzó con la denuncia de una víctima, de 19 años de edad al reportar los hechos, que aseguró que habría sido contratada a los 14 por el acusado para repartir volantes. Luego, abusó de ella y comenzó a filmar los encuentros.

image.png
Al hombre, detenido a metros de su casa en Haedo en la calle, lo buscaban hace tiempo, con una causa de la Ayudantía Fiscal Delitos Conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming 

Al hombre, detenido a metros de su casa en Haedo en la calle, lo buscaban hace tiempo, con una causa de la Ayudantía Fiscal Delitos Conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming

Tal como Ghislaine Maxwell, la pareja de Epstein, la novia de B.P. fue identificada en la causa y acusada de, al menos, de la captación de dos víctimas. Sin embargo, se cree que habría sido sometida por su pareja.

A simple vista, la mujer era activa en la comunidad porno donde el contenido era compartido. La Dirección de Investigaciones descubrió que era B. quien supuestamente habría operado la cuenta de su mujer para contactar a otros usuarios y así proponer tríos y encuentros sexuales.

Su local de motos en Castelar fue allanado: lo encontraron vacío. También se allanó una verdulería, propiedad del comerciante.

Los posteos, mientras tanto, continúan en el sitio argentino: también se encuentran en otro internacional, uno de los más populares del planeta.

La Policía Bonaerense espera la identificación de más víctimas para la causa y se intenta, también, identificar quiénes fueron los cómplices de B. en los abusos, los otros hombres que se ven en las fotos difundidas.

Para esto, la fiscalía del caso ofrece que las víctimas se contacten con los investigadores para tomar su testimonio y brindar apoyo y contención. Su dirección de mail es: ayudantiadelitosconexos.lm@mpba.gov.ar

FUENTE: Infobae