Famosos del oeste

Ignacio Copani: “Ramos Mejía es un transporte hacia mi infancia y adolescencia constante”

En una entrevista exclusiva con Viv? el Oeste Diario, el cantautor se refiri? su relaci?n con el oeste y m?s espec?ficamente con Ramos Mej?a. Copani cuenta sus primeras actuaciones en clubes locales, su paso por diferentes escuelas, su pertenencia para con esta zona y hasta confiesa que las chicas les parecen m?s lindas ac?. Conoc? la vida de este exitoso artista que no se olvida de sus or?genes.

?Donde Naciste?

Nac? en Villa Lynch, pero a los pocos a?os vine a vivir a Ramos Mej?a. Nos mudamos porque muri? mi abuelo que viv?a en Ramos entonces nos vinimos a vivir con mi abuela, en un barrio muy lindo: barrio pileta, cerca del colegio Don Bosco en Av de Mayo al 1500.

?A qu? escuela fuiste?

En primer grado fui a la escuela N?4 en Avenida de Mayo, en el secundario fui al colegio industrial Jorge Newbery, al l?mite de Haedo y La Matanza, y termine en el colegio Don Bosco de Ramos Mej?a. Me gustaba el colegio industrial (Newbery) pero era muy sacrificado y no me daba espacio para estudiar m?sica que era una cosa que ya hac?a desde antes de entrar a la secundaria, en el Newbery entraba a las 8 de la ma?ana y sal?a a las 20 hs. Me quedaba solo el fin de semana.

?Qu? record?s de tu infancia?

Recuerdo y reconozco la pertenencia de la obra de Don Bosco, que era muy notable, porque sin ser alumno del colegio en la primaria, iba todo el tiempo, porque ah? estaba el oratorio, un lugar con canchas, jugaba a la pelota y el barrio participaba mucho. De hecho fui socio del ateneo Don Bosco (Humboldt casi palacios, cerca de Lomas del Mirador.), y tambi?n he ido mucho a la pileta de Namuncur?.

?Y del barrio?

Ten?a una caracter?stica esa cuadra en la que viv?a, era un barrio obrero y en cada casa hab?a un inmigrante. Mi abuelo se hizo la casa siendo operario de una bodega, cargando cajones. El barrio tuvo la suerte que creci? bien, es muy lindo y muy luminoso, actualmente es un barrio muy elegante, muy caro. Era una gran comunidad, era como un s?per country pero nada concheto, hab?a interacci?n entre los vecinos, recuerdo noches de asado, de charlas de futbol y pol?tica que se daba entre todos los vecinos.

?C?mo te conectaste con la m?sica?

De muy chico ya me interesaba pero recuerdo que a Ramos lleg? una academia de m?sica que se instal? cuando yo ten?a 8 a?os, estaba en la calle Oro y al profesor le dec?amos Cacho Malbernat (recuerda entre risas). Empezamos a estudiar guitarra con mis amigos, fui el ?nico que sobrevivi? al primer a?o en la academia porque eran muy rigurosos, diferente a hoy en d?a. Ten?a tantas ganas de tocar que a los empujones un poco y otro por el fervor, super? el solfeo y la teor?a que era imbancable y enseguida pude empezar a sacar canciones y conocer mi vocaci?n desde muy joven.

?C?mo fueron los primeros recorridos y lugares donde te presentaste?

Estaba mucho en picnics, en el club Don Bosco, cantaba en el Club Nolting de Ciudadela, en ?Bomberitos? de Lomas del Mirador, iba a pe?as y festivales con una banda de rock del barrio. Cuando ten?a 17 a?os toque en un lugar que se llama ?El sol de Don Bosco?, quedaba sobre la calle Brandsen, me convocaron y me pagaron, recuerdo que con lo que me pagaron me alcanzaba para un s?ndwich y un refresco pero para m? fue mi primer caget (Se sonr?e).

Despu?s de tu etapa en M?xico llega tu primer disco?

Me fui a M?xico antes de cumplir 18 a?os y volv? con la democracia. Ten?a discos de oro en ese entonces, pero no hab?a la comunicaci?n que hay hoy en d?a, por eso tuve que empezar ac? de cero. Mi primer disco lo finalice a finales del 87, me banque el disco y me hice unos cassetes que los vend?a en los recitales, con la frase que dec?a algo as? como ?si te falla esta cinta llama a tal numero? y a partir de ese dato, ese cassete llego al director art?stico de EMI, ?Roly? Hern?ndez, quien sigue siendo un gran amigo.

Yo luchaba por el disco, porque hab?a una plataforma donde mostrarlo, era diferente a esta ?poca, y despu?s me hice conocido en el programa de Bad?a y el disco explot?. Yo ten?a contenido y sab?a que pod?a mantenerme, no me daba miedo.

Y despu?s el furor de los ?90 y el desarrollo de todos tus discos. A la distancia, ?Qu? an?lisis haces de tu carrera?

Me siento tranquilo por qu? es bastante parecido a como lo hab?a so?ado, es como yo me lo imagin?, con tanto a?os de carrera, un volumen de discograf?a independiente importante, me siento orgulloso con lo abarcativo de mi repertorio de haber sido trasgresor, del humor, el no tener temor con mostrar mi gustos futbol?sticos y mi ideolog?a. Si tuviera que dise?ar un bagaje de todo lo que ha sido mi recorrido, lo har?a muy parecido para las buenas y para las malas.

Si bien has recorrido muchos lugares, siempre te manten?s conectado con el oeste

Mi pertenencia est? ah?, yo no puedo evitarlo. Yo vivo en Caballito para tener una salida r?pida al oeste y tardo a veces una hora y media para llegar a lo de mi vieja, pero cada vez que voy hago un recorrido por el barrio y recupero un mont?n de paisajes, es una cosa particular que le pasa a aquel que le gusta a ir al mar y se reencuentra con el mar en alguna costa, y a m? me pasa en esa recorrida que hago; eso es ?nico porque hay lugares a los que fui toda la vida y no me pasa lo mismo. Ramos es un transporte hacia mi infancia y adolescencia constante.

?Tiene algo especial esta zona de Buenos Aires entonces?

M?s que todo tiene una identidad propia, de suburbio pero no tanguero, de conurbano, como tambi?n la tiene la zona sur y la zona norte. Si a m? me pusieras con los ojos vendados y me tiraras en un barrio del conurbano, al abrir los ojos seguramente ver?a conceptualmente las mismas cosas: una vereda ancha que puede tener pasto, una casa con muchos adornos, ladrillo a la vista, otras minimalistas y m?s modernas, otra m?s tipo conventillo.

Pero yo me dar?a cuenta si es del oeste, porque la bruma es distinta porque la luminosidad es distinta, hay algo distinto, los lugares comerciales son distintos, los lugares de las barriadas son distintos, los de clase media son distintos y la de lo m?s humildes tambi?n; es distinto el paisaje de lo m?s sacrificado de los barrios nuestros del oeste que el de La Cava de San Isidro o la Isla Maciel de Avellaneda, yo lo podr?a distinguir.

Entonces est?s atravesado por los a?os que viviste all??

Si, sin dudas. Mir?, soy un tipo grande que no soy baboso pero voy a Ramos y me parece que todas las chicas son lindas (Se r?e), me empiezo a acordar de todas las chicas de mi ?poca, pero bueno es una cuesti?n de sentimiento.


Dejá tu comentario