Policiales La Matanza | Isidro Casanova | Policía Federal

La Matanza: atraparon en Virrey del Pino a presunto asesino

Detuvieron en La Matanza al último prófugo por el asesinato de un bombero de la Federal ocurrido a fines de enero. Era beneficiario del Potenciar Trabajo.

La Policía Federal Argentina (PFA) atrapó en la localidad de Virrey del Pino, al sur del partido de La Matanza, durante las últimas horas al último prófugo por el asesinato del suboficial mayor Félix Manuel Costa, que pertenecía a la división de bomberos y que perdió la vida el 26 de enero de este año.

El hecho ocurrió en Isidro Casanova cuando el efectivo se resistió al robo de su camioneta en la puerta de su casa. Allí, tres delincuentes le dispararon y dos fueron capturados en los días posteriores, pero el apodado “Budi” no pudo ser encontrado y permaneció en la clandestinidad por más de 10 meses.

image.png
El presunto asesino atrapado en La Matanza.

El presunto asesino atrapado en La Matanza.

En estas últimas semanas, la investigación arrojó que el acusado era beneficiario del Plan Potenciar Trabajo y residía en el barrio Esperanza, a la altura de la Avenida Brigadier General Juan Manuel de Rosas al 28.500. Anteriormente tenía su domicilio en González Catán, pero nunca regresó ahí.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Es así como los agentes de la División Homicidios montaron un discreto operativo en la zona y concretaron la detención de A.E.R. en el cruce de la calle Oliverio Russell y la Colectora de la Ruta Nacional número 3 mientras caminaba por el lugar.

Atraparon en Virrey del Pino al último prófugo por el asesinato de un bombero de la Policía Federal

El imputado tiene 22 años, es de nacionalidad argentina y se cree que podría haber realizado varios viajes a la provincia de La Rioja en este tiempo que estuvo prófugo. Costa recibió un dispararon mortal en el pecho delante de su esposa y, antes de huir, los tres ladrones le sustrajeron su arma reglamentaria.

"Budi" quedó a disposición de del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil N°1 del Departamento Judicial de La Matanza, que está a cargo del fiscal Pablo Antonio Insúa, imputado por el delito de “Homicidio agravado por el uso de arma de fuego”. La expectativa de la pena oscila entre los ocho y los 25 años de cárcel.