Actualidad La Matanza | San Justo | vecinos

La Matanza: quejas por las demoras para renovar el registro

Una vecina de La Matanza estuvo casi cinco horas en San Justo para renovar sus registros de autos y motos por lo que pidió una mejor atención.

Una pesadilla vivió una joven de La Matanza para intentar renovar el registro de conducir. La mujer tenía turno para las 12.45 horas pero debido a las importantes demoras que sufrió, se terminó yendo del lugar a las 5 de la tarde, más de cuatro horas después de haber sido citada. "Cuando llegó a San Justo la fila era de más de una cuadra a pleno rayo del sol e iba lento porque había vecinos de toda La Matanza", aseguró su madre en un posteo cargado de indignación por lo vivido.

El hecho de que haya vecinos de todo el Municipio en un solo lugar hizo que la atención no fuera la acorde. Desde Ramos Mejía o Virrey del Pino, de González Catán a Lomas del Mirador, todos aquellos que quisieran renovar su registro tienen un solo lugar para hacerlo: la sede de la Subsecretaría de Transporte en San Justo. Ante esto, se generan importantes "cuellos de botellas" y ante cualquier inconveniente que demora la normal atención, las demoras comienzan a extenderse.

image.png
Largas colas para renovar el registro en La Matanza y quejas de los vecinos por lo vivido en San Justo

Largas colas para renovar el registro en La Matanza y quejas de los vecinos por lo vivido en San Justo

"Dado que era mediodía, había menos empleados por la hora del almuerzo. Luego de horas de espera la atendieron, pero como tenían problemas con el sistema para la averiguación de antecedentes tuvo que esperar", expresó la madre de la mujer. Los problemas se extendieron porque, en un primer turno, le hicieron el registro del auto pero después tuvo que volver a esperar para renovar el de la moto por un problema en la reimpresión de los datos. Por todo lo que vivió su hija, la vecina expresó su descargo en redes sociales y pidió por una atención más descentralizada para evitar estos inconvenientes.

terramalal

Sumado a esto, los vecinos expresaron su enojo por las largas demoras que hay para la entrega del turno llegándose a extender hasta un año desde el momento que se hace el pedido hasta lograr la renovación. "Yo también tenía turno (que había sacado un año antes) y no respetaron el horario. Y fue en pleno enero por lo que la pasamos muy mal abajo del sol", relato otra vecina. Incluso hubo quienes reclamaron porque al no poder sacar los turnos de manera virtual (ya que se envían para dentro de un año o más), van al lugar en persona para estar más de seis horas y solamente lograr sacar el turno que los obligará a volver para renovar el registro.