Negocios limpieza | productos | residuos

Limpieza de salones de aula: cómo llevarla a cabo efectivamente

En este artículo te contamos cuáles son los pasos para realizar la limpieza de los salones de aula de manera efectiva.

Las aulas, sean de colegios primarios, secundarios, terciarios o universidades, son lugares en los cuales circula y se concentra una gran cantidad de personas y, en consecuencia, merecen consideraciones especiales a la hora de limpiarlas.

No basta con hacer un repaso superficial porque, al compartirse diferentes elementos, estos ámbitos son propensos a ensuciarse rápidamente. La suciedad trae gérmenes y bacterias, aumentando las posibilidades de que se transmitan enfermedades y virus que ponen en riesgo la salud de alumnos y personal docente y administrativo.

Si bien la mayoría de las instituciones educativas prefiere contratar un servicio especializado como la empresa de limpieza – Clean Managers, existen algunas que aún continúan llevando a cabo las tareas de desinfección de forma individual.

CERRO BAYO

En este artículo te contamos cuáles son los pasos para realizar la limpieza de los salones de aula de manera efectiva.

Cómo limpiar las salas de aula de un establecimiento educativo

En los colegios y universidades, las necesidades de higiene varían en función de cada ámbito. Es decir, no es lo mismo limpiar un patio que el despacho de una autoridad. En esa ocasión nos dedicaremos exclusivamente a los salones de clase.

Para una mejor explicación de cada una de las tareas, las dividiremos en función de la frecuencia con la cual deberían ser realizadas.

Todos los días

Una vez que los alumnos se han retirado y que el aula está vacía, es preciso abrir las ventanas y las puertas para ventilar.

A continuación, se barre la entrada, se sacan las bolsas de los tachos de residuos y se limpian los pupitres y el escritorio con un paño húmedo, quitando manchas producidas por útiles o restos de comida.

Luego, se barren los pisos corriendo las sillas y colocándolas por encima de las mesas, siempre que sea posible. Por último, se pasa un trapo húmedo, se deja secar el suelo y se vuelve a acomodar todo como al principio.

Una vez por semana

Semanalmente se debe remover el polvillo de las ventanas y el techo usando plumero, así como también limpiar las estanterías y las paredes con la misma técnica.

Si hay sectores manchados o con humedad, es preciso usar desinfectantes.

Mensualmente

Una vez al mes es preciso quitar el polvillo de los muebles y lugares que están en altura, usando plumeros con palos que puedan extenderse.

También es necesario quitar la grasitud del mobiliario como pupitres y escritorio usando productos desengrasantes.

Por último, limpiar los vidrios, tanto los que dan a la calle (si es que hay) como los que dan a patios o espacios internos.

Anualmente

Cuando inicia el receso escolar de verano llega el momento de hacer una limpieza profunda del recinto y del mobiliario, desinfectando uno por uno.

Asimismo, es necesario limpiar las persianas y los cristales en altura que son de difícil acceso.

La limpieza en los entornos educativos es una tarea que debe realizarse de manera exhaustiva y utilizando los productos y las maquinarias adecuadas. Una desinfección correcta es clave para mantener la higiene y cuidar la salud de todas las personas que asisten a clases y/o trabajan en las instituciones.