Deportes

Los jugadores de Ituzaingó retomaron los entrenamientos presenciales tras más de medio año

De a poco todos los equipos del asenso metropolitano vuelvan a las canchas tras el parate por la cuarentena. Uno de ellos es el Club Ituzaingó que se prepara para la reanudación del torneo de la Primera C.  Blas Pisano, arquero y referente del León, se mostro con expectativas por el retorno a la actividad y por las obras de infraestructura en el Estadio Carlos Sacaan y en la nueva ciudad deportiva.

Los jugadores del Club Ituzaingó volvieron a pisar el verde césped de las canchas de la nueva ciudad deportiva. El predio ubicado a unas 10 cuadras del Estadio Carlos Sacaan fue el lugar elegido para la vuelta a las prácticas presenciales del equipo tras más de seis meses de parate por la cuarentena. “Nosotros entrenamos de manera virtual solo dos meses y después el profe nos iba pasando laburos y nosotros lo hacíamos en el momento que podíamos”, relató Blas Pisano, guardameta del club, en charla exclusiva con Viví el Oeste.

El arquero hizo referencia a que los jugadores realizaban estos trabajos mandados por el profe en diferentes momentos debido a que algunos tienen otro trabajo. Incluso hubo futbolistas que debieron tomar otro empleo debido al parate por la pandemia. Realidades de muchos futbolistas de ascenso que son tan comunes en nuestro fútbol.

“Yo tuve la mala fortuna de dar positivo del test de covid-19 y todavía no pude arrancar con los entrenamientos”, confirmó Pisano durante la charla. El arquero deberá aguardar a dar negativo para volver a ponerse los guantes en la Ciudad Deportiva. “La verdad que para mí fue muy complicado, tuve momentos de altibajos porque nunca había estado tanto tiempo sin tocar una pelota”, reveló acerca del parate tan prolongado en la actividad debido a la pandemia.

Pisano es uno de los tantos futbolistas del ascenso que no estuvieron de acuerdo con la suspensión tan temprana de los torneos. “Creo que hoy, con el diario del lunes, se apuraron porque tranquilamente se podrían haber terminado las fechas restantes”, detalló. Además agregó que durante esos mese de confinamiento vivió sensaciones encontradas. El peor momento para el fue el bache donde no se sabía cuando se iba a retomar la actividad: “Me bajonee porque veía muy lejano volver hacer lo que tanto me gusta y hago desde muy chico”.

Sin embargo una vez confirmada las fechas de regreso, el bajón mutó en optimismo por volver a calzarse los guantes y la camiseta del Club Ituzaingó. Pisano deberá esperar a superar el COVID 19 y volver a ocupar un lugar del cual se convirtió en referente.  “Tuve la suerte de presenciar cada logro que va obteniendo la institución, veo el crecimiento muy de cerca y disfruto de ser parte de la historia de este gran club”, describió.

El club informo que a finales de octubre realizarán amistosos contra Colegiales y Comunicaciones, dos rivales que militan en la Primera B Metropolitana. Los jugadores se encuentran entrenando, por ahora, en grupos reducidos y en distintas áreas del predio de la Ciudad deportiva. El amplio espacio que posee la institución permite que los jugadores entrenen cómodos y respetando todos los protocolos sanitarios dispuestos por la AFA y el Ministerio de Salud.

El formato del torneo de la Primera C, así como el del resto de divisionales del ascenso argentino, todavía no fue informado. Ituzaingó se encontraba en mitad de tabla en el torneo Clausura a 8 puntos del líder, Deportivo Merlo, tras nueve fechas. El León había tenido un flojo torneo apertura y por eso, hasta el parate, se encontraba lejos de los puestos de reducido. “Ojalá tengamos la suerte de jugar, porque con los nombres que han llegado tengo muchas expectativas”, concluyó Pisano.


Dejá tu comentario