Policiales Mariano Acosta | escuela | Merlo

Doloroso robo a una escuela secundaria de Mariano Acosta

Justo en el comienzo de una seguidilla de muy altas temperaturas, la Secundaria N°31 de Mariano Acosta sufrió este doloroso robo: "Será imposible reponerlos".

Un nuevo y doloroso episodio de inseguridad se dio durante la madrugada de ayer en la localidad de Mariano Acosta, al este del partido de Merlo: un grupo de delincuentes se robó el equipo de aires acondicionado de un colegio público justo en el comienzo de una intensa ola de calor que azota a toda el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y que se va a extender por lo menos dos semanas de ahora en adelante.

La víctima fue la Escuela Secundaria número 31, la cual se ubica sobre la Avenida García del Río al 1.200, entre las calles Cassaux y Colombres y a una cuadra y media de la Plaza Elías Emanuel "El Chino" Pérez, del barrio Villa Posse.

image.png

"Lamentablemente, será imposible reponer estos equipos en el corto plazo. Solo eran para el bienestar de los alumnos en las aulas", sentenciaron al respecto desde la institución educativa, que en las próximas semanas comenzará a tomar las mesas de examen de febrero al igual que el resto de sus pares.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

No es la primera vez que sufren un robo

A fines de noviembre de 2020, en plena pandemia por el coronavirus, este mismo establecimiento padeció el hurto de un ventilador y una computadora en medio de una fuerte lluvia por parte de un par de encapuchados, que quedaron registrados por una cámara de vigilancia privada.

image.png
Un robo anterior que sufrió la Secundaria N°31 de Mariano Acosta.

Un robo anterior que sufrió la Secundaria N°31 de Mariano Acosta.

A su vez, cuando estaba por terminar el año pasado un hombre entró a preguntar algo, pero al ver un celular que habían dejado en un salón de clases decidió tomarlo y llevárselo sin averiguar si era de alguien más, quedando también grabado por los dispositivos internos del edificio. Posteriormente, se descubrió que el teléfono era de una docente que justo fue al baño y se lo pudo recuperar tras hacer la denuncia correspondiente.