Actualidad Merlo | Oeste | Provincia

Merlo: Superhéroes llevaron alegría Hospital Eva Perón

Una vez más, la solidaridad llegó al nosocomio de Merlo, allí los niños recibieron una cálida visita de sus superhéroes favoritos.

A veces, no todos los héroes salen en televisión, y este es el caso de los "Superhéroes Solidarios Argentinos", quienes una vez más llevaron alegría y sorpresa a los niños que se encuentran internados en el Hospital Eva Perón, de Merlo.

Los chicos pudieron pasar un tarde increíble y salieron de la rutina por un rato, cuando Spiderman, Iron Man y otros superhéroes llegaron a las instalaciones del nosocomio para compartir un momento divertido con los más chicos. Allí, los niños se sacaron fotos con su personaje favorito y pasaron una jornada entre risas y juegos.

Cabe destacar que el grupo de "Superhéroes Solidarios Argentinos", es una organización benéfica de la Provincia, que a través de sus voluntarios visitan distintos lugares, como hospitales, comedores y jardines de infantes para llegar alegría a los niños que a veces atraviesan situaciones difíciles.

terramalal
image.png

A través de sus redes sociales comunican que establecimiento visitarán y juntan donaciones para llevar a hospitales y comedores tanto de Merlo, como de otras localidades de zona oeste y de la Provincia de Buenos Aires.

"Sí querés ser parte de nuestro grupo, si querés que visitemos a algún niño que esté pasando un momento difícil, si tenés donaciones, ropa, alimentos o juguetes. Comunícate con nosotros", anunció la organización benéfica mediante sus redes sociales.

image.png

Los superhéroes y la solidaridad

Rubén, el SpiderWest fue el primer superhéroe de zona oeste que se calzó el traje y recorrió distintos barrios de la Provincia llevando su alegría y buenas acciones a cada rincón.

"La propuesta mía es sacarle una sonrisa a quienes más lo necesitan. Empece con esto de ser SpiderWest para recibir los abrazos de los chicos y a día de hoy me sorprende todo esto", aseguró el súper del oeste, y agregó que jamás se imaginó tener la repercusión que tiene y que aún se sigue sorprendiendo de la cantidad de niños que le piden fotos.