Policiales Moreno | víctima | Seguridad

Moreno: 4 millones de recompensa para atrapar a un abusador

La víctima es una nena de 12 años. El abusador, empresario de Moreno, tiene pedido de captura nacional e internacional, con alerta roja de Interpol.

Leandro Sebastián Martínez, empresario de Moreno acusado por abuso sexual sobre una nena de 12 años lleva dos años y medio prófugo de la Justicia. Las pruebas por las que se ordenó su detención, en enero de 2020, son contundentes: la víctima compartió una filmación de una cámara de seguridad en su habitación que registró la secuencia del abuso.

El acusado era gerente de una firma industrial dedicada al rubro de los pigmentos y vivía en el country Weston de la localidad de Francisco Álvarez, en ese partido del oeste del Conurbano.

Allí, en los últimos días, aparecieron carteles con su rostro, luego de que el Ministerio de Seguridad de la Nación tomara la decisión de ampliar la millonaria recompensa para quien aporte datos sobre su paradero: pasó de $1.000.000 a $4.000.000.

CERRO BAYO

Leandro Sebastián Martínez (43) exhibía una vida exitosa: casa en un country, cargo gerencial en una empresa de plásticos y reuniones familiares de fin de semana. Pero, a espaldas de todos, abusaba de una nena de 12 años. La víctima ya había advertido su incomodidad en una charla de Educación Sexual Integral (ESI) en la escuela y recién logró que lo denunciaran cuando se las ingenió para que sus agresiones quedaran filmadas. Fue en febrero de 2020 cuando la víctima insistió en mostrarle a Martínez la habitación recién pintada de su casa.

image.png
Martínez tiene pedido de captura nacional e internacional. La víctima es una nena de Moreno de 12 años.

Martínez tiene pedido de captura nacional e internacional. La víctima es una nena de Moreno de 12 años.

En las imágenes puede verse cómo el hombre intenta acercarse a ella durante todo el tour por la casa, la incomoda tocándola delante de su hermanito y luego le señala las nuevas cámaras de seguridad del dormitorio. Gracias a esas filmaciones, logró contar lo que le pasaba y sus padres hicieron la denuncia.

Al salir del dormitorio, Leandro se percató del monitor. Y la nena le dijo: "¿Viste que mis papás pusieron cámaras de seguridad?". El hombre miró la cámara y presionó el cuello de la nena de modo amenazante. "Me apretó el cuello y me dolió mucho", aseguró ella. Con esos videos como prueba, la nena contó lo que ocurría a su niñera, porque tenía miedo que el sospechoso tomara represalias contra sus padres.

Pero, supieron después, el historial de abusos era de larga data. La nena solía ir a pasar tiempo en la casa de este familiar hasta que una noche ella le envió audios a una amiga contándole uno de los abusos, mientras dormía.

El papá de la nena había manifestado que, en un principio, pensó que "como se hacía pis encima desde los 6 años y él era tan cuidadoso creí que tal vez la había tocado en la cama para ver si no estaba mojada". Cuando vieron los videos y supieron la verdad, dedujeron que los abusos comenzaron a esa edad. El sospechoso escapó y todavía está prófugo de la Justicia.

Millonaria recompensa

Ahora el Ministerio de Seguridad de la Nación aumentó a 4.000.000 de pesos la recompensa para cualquiera que pueda aportar información respecto de su paradero.

La resolución fue firmada por el ministro Aníbal Fernández en respuesta a la solicitud de la Fiscalía N° 2 de Moreno-General Rodríguez, a cargo de Carina Saucedo, y del Juzgado de Garantías N° 1, cuya carátula es "abuso agravado por la condición de ser encargado de la guarda de la victima menor de 13 años, en cuanto menos dos oportunidades y abuso sexual simple, todos ellos en concurso real entre sí".