Actualidad Moreno | Trenes Argentinos | estación

Moreno: la Justicia exigió mejorar los accesos a la estación

La Fiscalía Federal de Moreno notó el mal estado de los accesos a la estación para personas con discapacidad y le exigió a Trenes Argentinos mejorarlos.

La Fiscalía Federal de Moreno, a cargo de Leonardo Filippini, le exigió en las últimas horas a Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE) mejorar los accesos de la estación debido al mal estado en el que se encuentran y la enorme dificultad que tienen las personas con discapacidad para subir a los andenes y a las formaciones.

image.png
Mal estado de los accesos a la estación de Moreno.

Mal estado de los accesos a la estación de Moreno.

Según la Justicia, "solo dos de los múltiples puntos" por los cuales se puede entrar a la parada ferroviaria, que funciona como cabecera de los ramales que van a Once (eléctrico) y Mercedes (diésel) del Tren Sarmiento, "son aptos para el uso de individuos con movilidad reducida".

Las dos entradas a las que se hicieron referencia son del edificio histórico sobre la Plaza Mariano Moreno (del lado sur), que tiene una rampa y ascensores hacia uno de los túneles peatonales, y el Centro de Transbordo Moreno (CTM), que posee un elevador a la planta superior de un centro comercial conectado con dos cruces alto nivel.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO
image.png

Sin embargo, los fiscales acusaron que "los montacargas mencionados funcionan de manera irregular" y que "en reiteradas oportunidades se constató que varios de estos se encontraban fuera de servicio", como también que "algunos solo son habilitados en horarios determinados sin una adecuada comunicación al público".

"A su vez, el ascenso y descenso desde las formaciones del servicio Moreno-Mercedes hacia las plataformas solo es posible a través de escalerillas verticales, las que resultan de imposible uso para personas con movilidad reducida a no ser que reciban la asistencia de un tercero", añadieron.

image.png

Por último, el pedido para SOFSE sentencia: "Las zonas adyacentes también presentan barreras físicas y limitaciones al tránsito seguro y autónomo de los pasajeros con discapacidad. Las veredas paralelas a las vías son estrechas, se encuentran en mal estado y tienen tramos de tierra y el asfalto de los cruces peatonales está agrietado, hundido o levantado y falta señalización visual, táctil y sonora".