Actualidad Moreno | Oeste | víctima

Moreno: Marchan por la ciclista atropellada en Acceso Oeste

Verónica Ultra fue atropellada el pasado 27 de marzo en Acceso Oeste a la altura de Moreno. Familiares y amigos vuelven a reclamar justicia ante la imprudencia.

De esta manera, convocan en redes sociales a una nueva marcha para el día 7 de abril a las 7 de la tarde en Avenida de los Estudiantes (Esteban Echeverría y Rivadavia), frente a la Estación San Antonio de Padua.

"El Domingo 27/03 decidió salir a pedalear una hora antes, sola, cosas del destino (…) en la autopista del oeste altura Moreno, por los robos que solemos tener en ese lugar decidió subir a la autopista, topándose con una persona la cual manejaba en estado de ebriedad y la embiste causándole la muerte. Necesitamos que se viralice su caso, que cambien las leyes, que el que tomo y mato pague por las consecuencias, pero por sobre todo que la causa no quede en el olvido. Vero era mamá como yo de tres hermosos niños. Tres niños que perdieron el amor el calor y el abrazo de una madre", escribió Paola, una conocida y compañera de la víctima en redes sociales.

CERRO BAYO
image.png
Marcha por Verónica Ultra, víctima de la imprudencia al volante de un joven que conducía alcoholizado en Moreno.

Marcha por Verónica Ultra, víctima de la imprudencia al volante de un joven que conducía alcoholizado en Moreno.

El caso y la imprudencia al volante

El hecho ocurrió el domingo 27 de marzo a las 7 de la mañana, cuando Verónica Ultra circulaba en bicicleta en la salida de la ruta 23, y fue embestida por Mariano González, de 25 años, quien conducía un Audi A5 blanco.

Tras el siniestro, el hombre fue detenido y el test de alcoholemia que se le realizó dio más de 2,00 gramos de alcohol, según se informó. La ciclista, que entrenaba para correr un triatlón, fue trasladada en estado crítico al Hospital Luciano Vega, donde falleció unas horas después debido a la gravedad de las lesiones.

Verónica Ultra era madre de tres chicos de 18, 15 y 12 años y una activa deportista de la zona de Merlo, que competía en triatlón. Actualmente se dedicaba a vender indumentaria en una tienda de ropa de su barrio y se desempeñaba como administrativa en la empresa dedicada al turismo de la familia de su marido.

A la víctima Verónica las autoridades no pudieron reconocerla en el momento del accidente ya que no llevaba documentos encima. Fue otro ciclista que pasó por el lugar del siniestro vial quien reconoció la bicicleta y avisó al grupo que se entrenaba con la mujer. Así fue que se conoció su identidad y así también su familia pudo enterarse sobre lo sucedido: al momento del accidente, los tres hijos de la víctima estaban de viaje con su papá.