Actualidad Morón | vecinos | historia

Morón: la historia del entrañable Ombú de la Plaza

Durante años, el Ombú de la Plaza San Martín de Morón fue un ícono de la ciudad pero hace 15 años, un error de cálculo en una obra marcó su final.

Los vecinos de Morón y el Oeste lo recuerdan con mucho cariño. Durante años, el Ombú de la Plaza San Martín fue un punto de encuentro para todos. En épocas dónde no existían las redes sociales, la gente igual se sacaba fotos en ese histórico árbol que vivió durante más de dos siglos. Su final fue tan abrupto como injusto: un error de cálculo en el medio de las obras de reconstrucción de la plaza, lo dejó agonizando y tras meses de incertidumbre, finalmente fue podado por completo.

Los historiadores hablan de 200 años de historia pero algunos se animan a extenderse hasta los cuatro siglos. Nadie sabe muy bien cómo y cuándo llegó el Ombú pero sí pueden decir el impacto que tuvo para los vecinos del Oeste durante todo el Siglo XX. Encuentros con amigos, reuniones tras salir de la escuela, descansos en las postas de la peregrinación a Lujan e incluso citas románticas. El Ombú de Morón fue escenario de esos sucesos y más. Por esa razón, siempre existe una gran nostalgia al recordarlo.

image.png
Respetando la historia: plantaron un nuevo árbol dónde se encontraba el Ombú

Respetando la historia: plantaron un nuevo árbol dónde se encontraba el Ombú

"Qué lindos recuerdos yo iba con el que fue mí novio y mí marido a esa plaza a dónde estaba el ombú y alrededor había lugar para sentarse", aseguró una histórica vecina. La Plaza San Martín de Morón se convirtió en uno de los pocos espacios verdes que quedaban en el centro de una localidad que vivió un boom urbanístico durante la segunda mitad del Siglo XX y el Ombú resistía como uno de esos espacios "de otra época" dónde los vecinos podían alejarse del ruido y disfrutar de un rato de tranquilidad. Incluso los más chicos se aventuraban a trepar sus altas ramas y podían pasar toda la tarde disfrutando de esa aventura.

terramalal

La historia marca que el verano del 2006 fue una fecha negra para el Ombú. En febrero comenzó una remodelación total de la plaza que durante casi todo el año estaría cerrada al público. Sin embargo, la mayor tristeza sobrevino con la situación del histórico árbol. En el medio de las obras de la remoción del suelo y producto de un error de cálculo, tocaron la raíz principal lo que provocó la deshidratación del Ombú y un largo proceso de agonía.

image.png
La historia en Morón ya no sería igual: en 2006 un error de cálculo terminó generando la poda del histórico Ombú

La historia en Morón ya no sería igual: en 2006 un error de cálculo terminó generando la poda del histórico Ombú

"En el marco de la remodelación de la plaza San Martín, el viejo ombú fue afectado por un movimiento de tierra, lo que sumado a su propia antigüedad y al peso de su ramaje provocó su deshidratación. Se convocó a prestigiosos especialistas, que aconsejaron su poda y un tratamiento para su recuperación", explicaron fuentes oficiales por aquellos años. Los vecinos de Morón no se dieron por vencidos y se mostraron dispuestos a continuar su historia. Incluso en aquellos calurosos meses de verano, hubo varios que se aceraron a regarlo para lograr que siga viviendo.

A pesar de su importancia, en 1939 el Ombú también estuvo a punto de ser podado. Desde Historias Morón contaron que el Intendente, Rafael Amato planificó la construcción del actual Palacio Municipal y dispuso que fueran eliminados todos los elementos que obstruyeran la perspectiva visual. Entre ellos los árboles de la Plaza. Sin embargo la defensa a ultranza de los vecinos pesó más y el Ombú seguiría firme por 65 años más.

Ombu Moron.jpg
Los vecinos hicieron lo imposible por mantenerlo con vida pero finalmente poco pudieron hacer

Los vecinos hicieron lo imposible por mantenerlo con vida pero finalmente poco pudieron hacer

Durante 2006 se tomó la decisión de podarlo definitivamente cuando se supo que ya nada se podía hacer. El lugar que había sido punto de encuentro para todos los vecinos de Morón durante años ya no existía como tal pero sí en la memoria. "Amaba pasar por ahí. Lo tengo bien presente con sus asientos al rededor de piedra", aseguró otra vecina al recordarlo. El árbol fue un emblema y parte de la identidad del distrito. Por ese motivo, y una vez que se re inauguró la plaza en diciembre de 2006, se tomó la decisión de plantar otro ejemplar en el mismo lugar con el deseo de que algún día iguale a su antecesor.