Negocios obra | construcción | productos

¿Qué es y para qué sirve un corralón?

Un corralón de materiales es un espacio en el cual se concentran todos los insumos que se necesitarán para llevar a cabo una obra, o la mayoría de ellos.

Construir es un proceso que conlleva tener en cuenta numerosos aspectos. Los primeros tienen que ver con inspeccionar el terreno para ver si es necesario hacer algún tipo de nivelación o trabajo con el suelo y confeccionar los planos de la edificación que se va a realizar.

También es preciso contactar y contratar personal idóneo para cada parte de la construcción: arquitectos, maestros mayores de obra, albañiles, electricistas, plomeros, gasistas y cualquier persona que necesite intervenir.

Por último, es imprescindible hacer una lista de materiales e insumos que se necesitarán a lo largo de todo el proceso, desde las primeras jornadas en las cuales se hace el trabajo más grueso, hasta todas las instalaciones y acabados finales.

CERRO BAYO

Es aquí que cobran importancia los corralones como un elemento fundamental al momento de planificar una construcción. Veamos de qué se tratan.

¿Qué es un corralón de materiales?

Básicamente, un corralón de materiales es un espacio en el cual se concentran todos los insumos que se necesitarán para llevar a cabo la ejecución de la obra, o la mayoría de ellos.

Este tipo de establecimientos cuentan con diversos materiales de construcción. Entre los más habituales están los artículos gruesos, como ladrillos, arena, hierro, cemento, cal, vigas, así como también todo lo que se refiere a aberturas como puertas y ventanas.

Asimismo, algunos corralones también comercializan otros productos como caños, sanitarios, grifería, vanitorys, pisos, espejos, amoblamientos de cocina y baño, mamparas, revestimientos y elementos para la construcción en seco.

Beneficios de operar con un corralón de materiales

Ahora bien, para las empresas constructoras y particulares que desean edificar, tener un corralón de confianza y operar con él de manera habitual reporta diferentes beneficios, no solamente económicos sino también logísticos.

Menores precios

Comprar en un único lugar la totalidad de los materiales que se requieren para la construcción de una vivienda, predio comercial o cualquier tipo de edificio aporta un beneficio inmejorable en relación a los precios.

La adquisición a gran escala suele tener descuentos o bonificaciones especiales.

Practicidad y variedad

A su vez, hacer una compra general en un corralón es considerablemente práctico porque, al conjugar todos los materiales en un mismo lugar, no es necesario pulular por diversos comercios para conseguir lo que se necesita.

De modo que uno de los beneficios más relevantes de los corralones es el ahorro de tiempo y esfuerzo logístico.

Acopio para ahorro económico

Asimismo, comprar en este tipo de establecimientos es clave para ganarle a la inflación. ¿Por qué decimos esto? Debido a que si se adquieren todos los materiales que se necesitan para construir antes de que empiece la obra y se los deja en el corralón hasta que llegue el momento de utilizarlos, es posible pagarlos y congelar el precio.

Además, si no se cuenta con espacio físico para guardarlos, dejarlos en el corralón es una posibilidad muy conveniente.

Garantía de conseguir materiales

Por último, al hacer una compra en un corralón, las compañías constructoras garantizan que, si se quedan sin materiales en medio de la obra, sea por un error en los cálculos o por algún imprevisto que los eche a perder, podrán reponer estos insumos de manera simple y rápida.

Tener un corralón como aliado para la edificación ayuda a conseguir las marcas de artículos y todos los insumos que ya conoce la empresa de construcción y que ha utilizado con éxito.