Actualidad Oeste | Selección | Copa del Mundo

El Oeste estuvo presente en el homenaje a Argentina

Dos hinchas del Oeste protagonizaron del homenaje de la CONMEBOL a los campeones: el mini Dibu de Haedo y el merlense que se tatuó los resultados del Mundial.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) le rindió un gran homenaje en su sede de Asunción, capital de Paraguay, a la Selección Argentina durante la noche de ayer gracias a su título en la última Copa del Mundo, pero también hubo dos hinchas del Oeste que fueron protagonistas excluyentes del emotivo evento.

Uno de ellos es Juan Ignacio Zara, alias "Juani", quien se volvió viral en los festejos de aquel 18 de diciembre en Ramos Mejía gracias a un video que se lo ve bailando como Emiliano "Dibu" Martínez arriba de una camioneta equipada con un arco y césped de fantasía.

Dos hinchas del Oeste subieron al escenario en el homenaje de la CONMEBOL a la Selección Argentina

"Es un placer. No puedo creer tener a mucha gente acá que nunca pensé que la iba a ver tan de cerca. Me gistaría agradecer a la CONMEBOL por la invitación. La idea fue de mi papá más que nada", comentó el joven arquero del Club Atlético El Trébol de Haedo, de donde es oriundo, que luego recibió el abrazo de su ídolo.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Por su parte, el restante era Gonzalo de Santis, un joven nacido en Merlo que se fue tatuando en Castelar cada uno de los resultados que el combinado nacional cosechaba en Qatar (incluso la derrota ante Arabia Saudita) ya que tenía la máxima confianza en el equipo de Lionel Scaloni.

Merlo Haedo Selección Argentina Oeste homenaje CONMEBOL (1).jpg
Los hinchas del Oeste protagonistas del homenaje de la CONMEBOL a la Selección.

Los hinchas del Oeste protagonistas del homenaje de la CONMEBOL a la Selección.

El hombre afirmó que "siempre sintió que iban a taer la Copa" pese a que "no había margen de error" tras la caída en el debut: "Llamé al tatuador después del partido con México (victoria por 2 a 0 con goles de Messi y Enzo Fernández) y le comenté lo que me haría. '¿Vos decís?', me preguntó, a lo que yo le respondí 'Sí, yo re digo'".

A su vez, el sujeto reveló entre risas que el tatuador no le cobró nada debido a que se trataba de una cábala y "se copó" enseguida.