Policiales Acceso Oeste | Oeste | familia

Acceso Oeste: Violencia y golpiza tras un choque

Un hombre volvía manejando por el Acceso Oeste con su familia cuando fue atacado por un grupo que iba a gran velocidad en otro carril. .

Leandro López Libardi volvía a su casa por el carril rápido del Acceso Oeste junto a su esposa y su hija, una bebé de un año y cuatro meses. Habían ido a un cumpleaños familiar.

En ese momento, un Audi A4 pasó a su lado a toda velocidad y casi lo choca. Leandro realizó rápidas maniobras para evitar el impacto, pero igualmente su vehículo recibió un golpe.

Inmediatamente, los protagonistas del hecho comenzaron a discutir e insultarse a la altura del peaje de la Autopista Oeste, en Ituzaingó, hasta que desde el Audi le lanzaron una lata y un sandwich: “Les dije que estaban locos y me tiraron una lata y un pebete por la ventana”, narró Leandro.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Luego, tres personas bajaron del A4 y comenzaron a pegarle a Leandro enfrente de su familia. “Mi señora bajó a pedirles que paren y no le dieron bola. Siguieron pegándome”, explicó. La victima recibió múltiples heridas, entre ellas una cortadura en la nariz, laceraciones en el codo y en las costillas. Dos de los agresores tenían 20 años y el otro era el padre de uno de ellos.

La policía intervino rápidamente y detuvo a los dos jóvenes, pero no al tercer agresor. Al mismo tiempo, una ambulancia llegó al lugar, pero, según Leandro, no tenía los insumos necesarios para atenderlo.

image.png
Leandro López Libardi volvía a su casa por el carril rápido del Acceso Oeste junto a su esposa y su hija, una bebé de un año y cuatro meses.

Leandro López Libardi volvía a su casa por el carril rápido del Acceso Oeste junto a su esposa y su hija, una bebé de un año y cuatro meses.

Declaraciones de la víctima

Luego de lo sucedido, López fue a hacer la denuncia a una comisaría cercana. Allí dialogó con TN y contó detalles de lo sucedido: “Viví un domingo de furia después de un cumpleaños. No me lo esperaba. El auto de ellos se nos tiró encima y casi nos choca”, comenzó su relato.

“Sentí bronca e impotencia por la situación. Mi familia estaba asustada y llorando. Fue una situación violenta. La policía intervino rápido, pero igual en pocos segundos me lastimaron”, siguió.

Por último, aseguró que los agresores estaban bajo el efecto del alcohol y drogas: “Tengo una sensación de inseguridad horrible. Pueden arruinarte en un minuto. Sentí que estaban drogados y alcoholizados. Me da vergüenza y pena lo que pasó”.