Policiales Caseros | Tres de Febrero | motochorros

Caseros: policías de civil salvaron a esposa de un concejal

La pareja había salido de un banco en pleno centro de Caseros y dos motochorros le sacaron un bolso de dinero, pero tras una breve persecución fueron atrapados.

Después de una violenta salidera bancaria que sufrió la esposa de un concejal del partido de Tres de Febrero, dos policías que en ese momento estaban de civil pudieron atrapar a los motochorros mientras trataban de escapar en pleno centro de la localidad de Caseros durante el mediodía del martes 4 de julio.

El hecho ocurrió luego de que la mujer y el funcionario retiraran un bolsón con mucho dinero de una entidad localizada sobre la Avenida San Martín al 3.000, donde padeció una salidera a manos de dos ladrones armados luego de que pararan en un comercio a realizar una compra.

Dos policías de civil evitaron un millonario robo en Caseros a la esposa de un concejal

En ese momento, los efectivos se encontraban almorzando en un restaurante lindero y observaron toda la secuencia por la ventana, lo que hizo que inmediatamente comenzaran a perseguir a los delincuentes, que decidieron doblar en la calle Esteban Merlo, dando la voz de alto e identificándose por su ocupación.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Tras dos cuadras de persecución, los malhechores notaron que la moto en la que circulaban tenía un desperfecto técnico y decidieron proceder con la huida a pie, pensado que ya habían perdido a los agentes. Sin embargo, ambos aparecieron y les apuntaron con su pistola reglamentaria de 9 milímetros para que se entreguen, algo que hicieron sin oponer resistencia.

De esta manera fue como los uniformados recuperaron la plata sustraída a la damnificada y llamaron al 911 para que se lleven detenidos al par de malvivientes, que posteriormente fueron trasladados a la Comisaría Primera.

Cabe recordar que en febrero del año pasado también se había dado un robo de estas características en Caseros, pero que en esa ocasión detonó un tiroteo entre las fuerzas de seguridad y los cuatro asaltantes. Aquella víctima fue el dueño de una estación de servicio que traía 800 mil pesos en una mochila para depositarla.