Policiales Castelar | Juicio | Morón

Castelar: condenaron a conductora de la tragedia de Ruta 56

Catalina Vaccarezza, la joven de 20 años que manejaba el auto donde murieron sus dos amigas de Castelar, acordó una pena mediante la que no irá a la cárcel.

El Juzgado en lo Criminal y Correccional número 3 de Dolores le puso punto final durante el mediodía de ayer a un largo y doloroso proceso referente al trágico vuelco de un grupo de amigas oriundas de la localidad de Castelar, al oeste del partido de Morón, a la altura del kilómetro 35 de la Ruta Provincial 56 cuando volvían de unas mini vacaciones en Pinamar, el cual provocó la muerte de Mara Vázquez y Melina Adorno.

Catalina Vaccarezza, la joven que conducía el Peugeot 208, acordó recibir una pena de tres años de prisión condicional más otros 10 de inhabilitación para manejar en toda la República Argentina, por lo que no irá a la cárcel pese a ser condenada.

image.png
Vaccarezza, la chica de Castelar condenada, y las fallecidas Adorno y Vázquez a la derecha.

Vaccarezza, la chica de Castelar condenada, y las fallecidas Adorno y Vázquez a la derecha.

Su defensa aceptó la culpabilidad del delito de "homicidio culposo doblemente agravado por la conducción imprudente, negligente y antirreglamentario de un vehículo automotor y por ser más de una las víctimas fatales en concurso ideal con lesiones leves culposas".

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Más allá de que en un principio se pensó que fue solo un accidente, a lo largo de la investigación los peritos descubrieron que la chica de 20 años iba a una velocidad no inferior a 139,24 kilómetros por hora en una carretera donde la máxima permitida es de 120, además de que realizó "una maniobra imperita de derrape" que derivó en "dos vuelcos lateralizados completos" que no solo le quitaron la vida a sus dos compañeras de viaje, sino que también hicieron que la cuarta ocupante, Luna Valerga, sufriera una contusión pulmonar de baja gravedad.

image.png

El fallo, al que tuvo acceso Viví el Oeste, detalla que tanto Vaccarezza como Valerga declararon no recordar nada de lo sucedido y que ambas no paraban de llorar al momento de contarlo. Por su parte, la madre de Vázquez (la única que inició la acción penal), Elizabeth, ratificó su alivio por llegar al final del camino: "Ahora espérame, que cuando me toque a mí irme solo quiero decirte cuánto te amo".