Policiales Castelar | Morón | accidente

Castelar: elevaron a juicio la muerte de dos amigas

El debate oral contra la conductora, que volvía de unas mini vacaciones en Pinamar junto a tres jóvenes de Castelar, tendrá lugar en los Tribunales de Dolores.

Después de nueve meses de una "lucha desesperada, angustiosa, triste y dolorosa" por parte de la familia de Mara Vázquez, quien junto a su amiga Melina Adorno murió en un accidente tras volver de unas mini vacaciones en Pinamar junto a otras dos amigas, todas oriundas de la localidad de Castelar, al oeste del partido de Morón, finalmente recibieron una buena noticia.

El fiscal Walter Mércuri, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 8 del Departamento Judicial de Dolores, elevó la causa contra la conductora, Catalina Vaccarezza, a juicio oral y público, por lo que ahora resta que se realice el sorteo para determinar la fecha y el tribunal que lo llevará a cabo.

image.png
Así quedó el auto donde viajaban las cuatro amigas de Castelar.

Así quedó el auto donde viajaban las cuatro amigas de Castelar.

"Hoy puedo decir que cumplí parte de la promesa que te hice mientras dejaba tus cenizas debajo de un hermoso árbol, donde el día que hubieras cumplido 20 años florecieron unas hermosas flores", sentenció al respecto Elizabeth, su madre, que a principios de marzo ya había tenido una conversación con este medio.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

La causa está caratulada como "doble homicidio culposo en concurso real con lesiones graves", aunque el principal para los allegados de la chica fallecida es que no le quitaron la licencia de conducir a la que manejaba mientras está procesada.

image.png

Por eso, lanzaron una petición , a la cual se puede accedes mediante este enlace, dirigida al Gobierno provincial y que ya cuenta con 18.670 firmas para que las personas que se encuentren investigadas por ser las presuntas responsables de un siniestro vial se les retenga el registro hasta que la Justicia dictamine su culpabilidad o inocencia.

Cabe recordar que dos pericias (una oficial y la otra de parte) revelaron que el Peugeot 208 blanco circulaba a un notorio exceso de velocidad: iba a alrededor de 140 kilómetros por hora, cuando la máxima permitida en ese sector de la autopista (el kilómetro 35) es de 120.