Policiales González Catán | La Matanza | escuela

González Catán: robaron y destrozaron una escuela primaria

Un grupo de ladrones ingresó a la primaria de González Catán este finde largo y se llevaron el aire acondicionado con el que se calmaba el calor en las aulas.

Un nuevo y doloroso episodio de inseguridad se dio durante este fin de semana largo en la localidad de González Catán, al sur del partido de La Matanza: un grupo de ladrones ingresó en la madrugada a un colegio público y se robó el aire acondicionado con el que se calmaba el calor en las aulas justo en la época donde más se lo necesita.

El ilícito tuvo lugar en la Escuela Primaria número 41 "Rosario Vera Peñaloza", la cual se ubica sobre la calle Libres al 475, entre la Avenida José Equiza y Puerto Argentino y a tres cuadras del destacamento local de los Bomberos Voluntarios, del barrio Santa Clara.

image.png
Parte de los destrozos en la escuela de González Catán.

Parte de los destrozos en la escuela de González Catán.

La banda de delincuentes entró en las primeras horas de este domingo y rompió la reja protectora con la que se protegía al dispositivo, la cerradura, los cables, los tubos, los soportes de hierro y el extractor, al que desguazaron por completo dejando solo la hélice, la ventana del ventilador y un par de metales.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

La peor parte del hurto es que ahora varios de los salones de clase se quedaron sin la herramienta que ayudaba a que los chicos puedan sobrellevar el verano que se avecina, por lo que alertaron a los vecinos para que estén atentos a su posible venta en el mercado paralelo de las redes sociales o a través de WhatsApp.

image.png

"Es muy triste que sucedan estos hechos totalmente repudiables en nuestra querida institución educativa y muy injusto que los alumnos de los grados vandalizados se queden sin poder disfrutar de la comodidad de asistir a las materias en mejores condiciones frente a la llegada de las altas temperaturas. Este es un daño que difícilmente pueda reponerse y es con toda sinceridad muy lamentable. Hay que tener una maldad en el corazón...", sentenciaron desde el establecimiento.