Policiales Santos Lugares | PAMI | Tres de Febrero

Santos Lugares: procesaron farmacéuticos por estafar al PAMI

Los implicados están acusados de facturar casi 2 millones de pesos en medicamentos falsamente recetados por la obra social en una farmacia de Santos Lugares.

El Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional número 1 de San Martín procesó en los últimos días a dos propietarios, un empleado y el director ejecutivo de una farmacia ubicada en la localidad de Santos Lugares, al este del partido de Tres de Febrero, por tratar de estafar al Programa de Atención Médica Integral (PAMI) del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJP).

La imputación que pesa sobre ellos es la de "defraudación agravada por haberse perpetrado en perjuicio de la administración pública en grado de tentativa, en concurso ideal con el uso de documentos falsos y de marcas registradas apócrifas" y se espera que lleguen a un eventual juicio oral en calidad de coautores.

image.png
Imagen ilustrativa de una farmacia de Santos Lugares.

Imagen ilustrativa de una farmacia de Santos Lugares.

La acusación estuvo a cargo del fiscal federal de Tres de Febrero, Paulo Starc, y el titular de la Unidad Funcional de Instrucción de Delitos Cometidos en el ámbito de PAMI (UFI-PAMI), Javier Arzubi Calvo, a raíz de unos hechos ocurridos en 2016.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

En ese año, el establecimiento en cuestión presentaban recetas de prescripción de medicamentos con troqueles truchos adheridos y así lograron facturar una cifra de casi 2 millones de pesos ($1.820.013,23, para ser exactos), que al día de hoy sería mucho más teniendo en cuenta la inflación de un tiempo a esta parte.

image.png

Entre las medidas de prueba presentadas por los representantes del Ministerio Público se hayan un peritaje realizado por la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA), que estableció la falsedad de los metales ensamblados a los papeles y que se habían comunicado con los jubilados a nombre de quienes fueron emitidas.

Estos afiliados aseguraron que nunca fueron a la farmacia apuntada y que no tenían idea de las recetas que sus dueños presentaron para cobrar el dinero del INSSJP. Por otro lado, el análisis de los datos insertos de puño y letra en los apartados que corresponden a los profesionales que las emiten determinó la intervención de los implicados en su confección y la presencia de sus rasgos escriturales en el reverso.