Policiales Villa Celina | La Matanza | Mujeres

Villa Celina: dos ataques brutales a mujeres para robarles

Los dos asaltos ocurrieron con pocas cuadras de diferencia y prácticamente a la misma hora en Villa Celina, aunque uno de ellos fue frustrado por los vecinos.

Dos nuevos y violentos episodios de inseguridad se dieron durante los últimos días en la localidad de Villa Celina, al este del partido de La Matanza: unos ladrones golpearon y forcejearon con dos mujeres para robarles con apenas ocho cuadras y pocos minutos de diferencia, aunque uno de los ataques fue frustrado por los vecinos.

Los ilícitos tuvieron lugar en las esquinas de las calles Aconcagua y La Quiaca, a 100 metros de la Avenida Franklin Delano Roosvelt, y 3 y 4, en la misma manzana que el cuartel de los Bomberos Voluntarios locales. Ambos sucedieron dentro del barrio Cooperativas y quedaron registrados por dos cámaras de vigilancia privadas.

Dos violentos ataques a mujeres de Villa Celina para robarles con apenas ocho cuadras de diferencia

En el primer caso, las imágenes muestran como dos delincuentes encapuchados y con buzos blancos y azules interceptaron a la víctima hacia las 15:30 horas del pasado lunes, 23 de octubre, mientras volvía a su casa y la encerraron detrás de un auto estacionado, momento en el que comenzaron a requisarla y a exigirle que les entregue su teléfono.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Sin embargo, la resistencia de la damnificada hizo que los marginales desistieran de su accionar y se dieran a la fuga en dirección a la Avenida Olavarría sin conseguir su cometido.

image.png
Las zonas de Villa Celina donde ocurrieron los intentos de robo.

Las zonas de Villa Celina donde ocurrieron los intentos de robo.

Por su parte, el segundo transcurrió a muy poco tiempo y distancia con el otro e involucró a un solo malhechor, que vestía un abrigo de color rojo y procedió a tironearla de los pelos y a arrojarla contra el asfalto, a la vez que llegó a asestarle golpes de puño para tratar de hacerla ceder.

Afortunadamente, los vecinos escucharon los gritos de la joven y no solo filmaron al atacante con sus celulares, sino que también empezaron a arrojarle piedras y a amenazarlo con lincharlo para que se vaya, algo que terminó haciendo cuando no le quedó más remedio.