Negocios

¿Qué tipos de coadyuvantes agrícolas ofrece la empresa para la venta?

Los coadyuvantes son productos que colaboran en la mejora de la actividad de los agroquímicos, contribuyendo a vencer la barrera de aplicación, degradación y absorción de variados pesticidas. Es habitual encontrar amplia oferta en el sector, por eso, empresas como Qira explican todo lo que necesitás saber sobre coadyuvantes agrícolas.

Según los profesionales de Qira, los coadyuvantes responden a una sustancia surfactante. O sea, es un tipo de producto que se usa para combinar con los diferentes caldos pulverizadores, cambiando la acción de los distintos fitosanitarios, que son los pesticidas, insecticidas, fungicidas, plaguicidas y fertilizantes que conocemos, y además el agua de la mezcla.

Con esta se hace el riego y pulverización de los cultivos. Productos que optimizan y facilitan la acción del agroquímico, y que alteran ciertas propiedades de la solución. Según la necesidad del producto, hay una clasificación de coadyuvantes agrícolas que colaboran a optar por el mejor en casa caso.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

Desarrollados para funciones muy puntuales, los coadyuvantes admiten potencializar el uso de agroquímicos, asegurando la efectividad al momento de pulverizar los cultivos. Cambian el patrón de rociado, la gota y la tasa del movimiento del plaguicida en la planta, beneficiando así que realice estas funciones, aunque sí pueden hacerse combinadas.

De este modo, el coadyuvante mejora las condiciones del caldo, creando un efecto de corrección sobre la mezcla. Si se consigue una aplicación efectiva en las plantaciones, existen menos posibilidades de que las diferentes plagas o enfermedades sigan evolucionando y se vuelvan resistentes a estos, manteniendo la productividad.

Según la necesidad de cada campo, la venta de coadyuvantes maneja diferentes tipos, desde mejoradores de calidad de aplicación, hasta para limpieza de equipos. Así, existen diferentes modelos, dado que cada uno cuenta con distintos modelos de acción en los fitosanitarios. Pueden mezclarse para alcanzar más funciones que potencien la eficacia.

Un coadyuvante agrícola se divide en 2 grupos importantes, los activadores y los utilitarios.

Activadores

Denominados también tensioactivos, son los coadyuvantes más usados en los cultivos agroindustriales. Se suman en las formulaciones de pulverización foliar, habitualmente llamado riego por aspersión, para esparcir el agua.

Aceites: este concentrado es de utilidad para la aplicación de plaguicidas o herbicidas. Estos favorecen que la sustancia entre mejor en la membrana de las hojas, al alivianar o impedir la cera.

Humectantes: estos retrasan la evaporación al mantener por más tiempo la humectación del cultivo y, así, retardan el secado y cristalización del plaguicida usado. Son perfectos para cultivos que se hallan en áreas áridas. Así, potencian la retención de líquido en las plantas.

Adherentes: son del tipo pegatinas de látex, y su uso es clave para cultivos que están en áreas ventosas. Contribuyen a que las gotas de la pulverización se adhieran a la superficie de los cultivos.

Utilitarios

Los utilitarios son los que se usan para el ablandamiento o acondicionamiento del agua. Se juntan con los iones de aguas duras que están disueltos, tomándose. Con esta acción, la planta logra absorber de forma fácil el fitosanitario.

Ajustadores de PH: estos cambian la sustancia del pulverizador al modificar el PH de la solución, manteniendo o alargando la estabilidad de los plaguicidas.

Agentes supresores: ayudan a minimizar la deriva de los pesticidas. O sea, sirven para que no se propaguen más allá de los cultivos al espesar la solución del pulverizador.

Agentes de compatibilidad: dejan que los productos fitosanitarios no compatibles pueden aplicarse a la par. Aun combinando fertilizantes y plaguicidas.