Policiales Ramos Mejía | delincuentes | motochorros

Ramos Mejía: Dos nuevos violentos robos a familias

Tras las masivas marchas para pedir justicia por el asesinato del kiosquero Roberto Sabo, los delincuentes siguen con sus golpes en Ramos Mejía y La Matanza.

Dos nuevos y violentos episodios delictivos se produjeron con pocas horas de diferencia en Ramos Mejía: un delincuente sorprendió a una familia que dormía al saltar la reja e internarse en su casa, y motochorros armados asaltaron a un repartidor.

El primer hecho se produjo poco antes de las 22 del martes en avenida Don Bosco y Constitución, cuando dos motochorros que circulaban a bordo de una Duke 200 abordaron a un repartidor de pedidos que se movilizaba en un vehículo similar.

En las imágenes, captadas por una cámara de videovigilancia domiciliaria, se observa cómo quien viajaba de acompañante en la moto de los delincuentes motochorros desciende y encañona con un arma al delivery, que había bajado para hacer una entrega. El asaltante se acerca a la moto de la víctima y arranca el celular, que tenía colocado en la “cuna” adaptada para la moto en el manubrio.

FV Jun24 790x100.gif
LA PERLA LARGO
image.png
Asalto de motochorros en Ramos Mejía.

Asalto de motochorros en Ramos Mejía.

Mientras los asaltantes escapaban a toda velocidad, el repartidor se agarraba la cabeza; un vecino que había visto toda la secuencia desde su casa salió a la vereda para asistirlo.

El segundo episodio se registró en la madrugada del miércoles en Caupolicán al 1500, cuando una mujer, su marido y sus tres hijos menores dormían. Eran cerca de las 5, cuando la luz del dormitorio se encendió súbitamente: pero no eran los chicos sino un intruso, un delincuente, que momentos antes ingresó a la vivienda trepándose por la pared.

“No le vimos el arma; él tenía la mano atrás y amenazaba contantemente con matarnos, y decía que le diéramos las cosas porque nos iba a matar. Se metió a través de una reja exterior; son barrotes gruesos. Según nos dijo la policía, usó un cricket hidráulico y barreteó las rejas como si fueran alambres”, relató Paula esta mañana en diálogo con el noticiero de A24.

Robo en Ramos Mejía

La mujer asaltada añadió que el delincuente “aparentemente estaba con un Volkswagen Bora gris que estaba haciéndole de soporte” abajo. No obstante, aclaró que ingresó y salió uno solo. “Nos amenazaba con que iba a volver con esa persona [el supuesto cómplice], estuvo revisando y repetía que si encontraba algo nos iba a matar. Nos encerró a nosotros en un pasillo de la pieza, donde hay un placard”, explicó Paula.

La mujer narró que por las noches “es constante el paso de los delincuentes, parece un desfile a la madrugada, paran con el auto”. Agregó que la semana pasada cinco delincuentes que se bajaron de una camioneta entraron en la casa de una vecina, a la vuelta de su propiedad.