Actualidad Ramos Mejía | vecinos | Seguridad

Ramos Mejía: El kiosco convertido en santuario

En medio de la multitudinaria marcha en Ramos Mejía, vecinos, amigos y familiares de Roberto colocaron emotivos carteles en el kiosco donde fue asesinado.

Al grito de "Roberto, presente", familiares, amigos y vecinos de Roberto Sabo, el kiosquero asesinado a balazos durante un asalto en su comercio de Ramos Mejía, se manifestaron el lunes por la noche frente a la Comisaría N° 2 en reclamo de justicia y mayor seguridad. En paralelo a la movilización, la comunidad confeccionó un "santuario" en la persiana del kiosco de Roberto que conmovió a todos los presentes.

Con velas, flores y carteles colocados en la persiana del local de Ramos Mejía donde ocurrió el lamentable asalto que acabó con la vida del comerciante, su esposa e hijos fueron quienes llevaron adelante el pedido de seguridad y justicia para con el accionar de los delincuentes.

image.png

“A Roberto lo asesinó el Estado ausente; "morir por trabajar ¿Hasta cuándo? Justicia por Roberto; "Ramos Mejía está roto", son algunos de los mensajes que pueden leerse.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO

El crimen ya generó ya dos masivas movilizaciones vecinales frente a la Comisaría Distrital Oeste 2da, a tres cuadras del lugar donde ocurrió el hecho. Cabe destacar que durante la segunda movilización, la policía arrojó gases lacrimógenos y hubo tensión con los manifestantes.

image.png

La segunda convocatoria de los vecinos había comenzado ayer a las 19 horas y se realizó principalmente en la Avenida de Mayo y calle Alvarado, zona céntrica del barrio donde ocurrió el crimen del hombre de 48 años de edad, a tres cuadras de la Comisaría Segunda.

A unos metros de allí, frente a la persiana baja del kiosco donde mataron a Roberto, los familiares que no acompañaron a Pedro en la marcha, se despedían y lloraban. Las escenas eran muy tristes. “Gracias por el apoyo inmenso y por el cariño a todos los vecinos de Ramos”, dijo Paula, la ex esposa de Roberto en diálogo con TN.

Paula contó que se reunió con Berni: “Lo único que le pedí fue seguridad y, si el día de mañana mis hijos quieren atender el negocio, que me den seguridad”. Y dijo que se mudó hace cuatro años a otro distrito y que, desde entonces, ve “en decadencia a Ramos. Hoy hubo un robo a media cuadra”.

image.png

La multitud marchó los 300 metros hasta la esquina de la comisaría 2°, pero no llegaron al frente de la seccional: un vallado triple policial se los impidió. Hubo forcejeos, gases lacrimógenos y un “que se vayan todos” que se escuchó como signo del hartazgo vecinal.

“Exigimos Seguridad y Justicia por otra muerte más de un vecino”, se leía en el flyer que se viralizó por WhatsApp donde se convocaba a las 19 a los vecinos a marchar desde Alvarado y Avenida de Mayo, en el partido de La Matanza. En esa misma calle, los carteles con imágenes de gendarmes y la leyenda “700 nuevos efectivos de Gendarmería Intendencia Fernando Espinoza” copaban cuanto espacio había. Encima, les habían pegado un crespón negro, con la leyenda “Basta”.

image.png

Roberto Sabo era un comerciante de 45 años y fue asesinado a balazos el domingo cuando una pareja de delincuentes intentó robarle en su negocio. Los sospechosos, un hombre de 29 años y una chica de 15, robaron un vehículo y una moto para escapar, pero terminaron detenidos.

El hecho ocurrió cerca de las 14 del domingo 7 de noviembre, cuando un sujeto entró a un kiosco ubicado en Avenida de Mayo y Alvarado, en pleno centro comercial, y asesinó a su dueño a tiros. La víctima murió prácticamente en el acto. Según el informe preliminar de los forenses, en su cuerpo tenía seis orificios de bala.

image.png
image.png