Actualidad Ramos Mejía | Samid | Mercado Central

Ramos Mejía: increparon a Alberto Samid en una parrilla

El empresario se encontraba en una parrilla de Ramos Mejía. Dos clientas del lugar lo increparon al decirle que estaba violando la prisión domiciliaria.

Alberto Samid vivió un feriado movido este lunes ya que fue increpado por dos mujeres cuando se encontraba almorzando en una parrilla a cuatro cuadras de su casa en Ramos Mejía. Las clientas le cuestionaron que estuviera violando la prisión domiciliaria y le exigieron que mostrara su tobillera electrónica. El vídeo, que se viralizó rápidamente en las redes sociales, muestra como el empresario de la carne eligió abandonar el lugar tras el escrache recibido.

“Que se vaya”, “Andate, chorro”, “Por vos estamos así” fueron algunos de los gritos que se escucharon en el restaurante antes de que Samid abandonará esta parrilla de Ramos Mejía. Samid se encuentra cumpliendo una pena de prisión domiciliaria desde el año 2019 por un caso de evasión impositiva ocurrida durante los años 90. Por ese motivo, la mujer que lo encaró exigió que mostrara la tobillera electrónica. Por su parte, el empresario reveló que se encontraba allí por motivos laborales debido a un posible paro en el Mercado Central y que tiene permitidas este tipo de salidas.

“Vergüenza ajena que esté ahí, y encima nos miraba como si fuera inocente. Le preguntamos por la tobillera. Les gritamos que eran sinvergüenzas y chorros, hasta que se retiraron sin pagar", cuestionó Norma, la clienta que grabó el vídeo. El esposo de la mujer la felicitó y aseguró que Samid tendría que estar en la cárcel. El empresario también dio su versión de los hechos y contó que se encontraba en el lugar por un posible paro del Mercado Central.

terramalal
https://twitter.com/PROLibertadAr/status/1407041050716389382

Samid aseguró que se encontraba trabajando en el lugar

El empresario aseguró en Radio 10 que fue a la parrilla de Ramos Mejía por motivos estrictamente laborales. Además reveló que tiene permitidas ese tipo de salidas los lunes, miércoles y viernes de 9 a 14 horas. El local gastronómico se encuentra a cuatro cuadras de la casa de Samid en La Matanza y "El rey de la carne" aseguró que lo llamaron del lugar por el paro del Mercado Central previsto para hoy. "Me llaman y me dicen traeme todo lo que puedas del Mercado Central. Le pedí al mozo traiga la mercadería porque yo no la podía bajar y estaba esperando que los bajen”, aseguró.

image.png
Alberto Samid fue condenado en 2019 por evasión fiscal y ayer lo escracharon en una parrilla de Ramos Mejía

Alberto Samid fue condenado en 2019 por evasión fiscal y ayer lo escracharon en una parrilla de Ramos Mejía

Samid detalló que como era un horario de mucho trabajo, tuvo que esperar y en ese momento lo llamaron dos amigos que lo conocen. “Ahí me conoce todo el mundo, vivo hace 50 años, había dos amigos que me dijeron vení, Turco, sentate un cachito. Me senté porque esa parrilla es chica y yo no puedo estar mucho tiempo parado", contó. En ese momento aparecieron las dos mujeres que lo increparon, tal como se ve en el vídeo, y Samid terminó retirándose del lugar.

El empresario cárnico contó que su situación judicial contempla salidas laborales al Mercado Central. "No es que fui a Luján o Capital Federal. Vine camino a mi casa y enfrente está la parrilla", concluyó. Sin embargo desde la parrilla de Ramos Mejía desmintieron a Samid sobre el pedido de mercadería al Mercado Central y emitieron un duro comunicado dónde negaron cualquier tipo de relación con él.

"El señor Alberto Samid no tiene ninguna relación con Paja Rota y desmitificamos (sic) todo lo que pueda haber dicho esta persona como su abogado. No es dueño, no es proveedor, ni inversionista de nuestro restaurante, no tiene ninguna conexión", se lee en las primeras líneas del comunicado". En ese sentido aclararon que el personal del lugar no lo reconoció y que tampoco estaban al tanto de la situación judicial. "No dejaremos que salgan a decirse mentiras acerca de nuestra queridísima Parrilla", finaliza el comunicado.

Dejá tu comentario