Actualidad Ramos Mejía | redes | familia

Ramos Mejía: la despedida del quiosquero asesinado

La familia de Roberto Sabo, el quiosquero que falleció ayer en Ramos Mejía compartió en redes cuando será su funeral y despedida.

A través de las redes sociales, los hijos de Roberto Sabo, el quiosquero que fue asesinado a balazos el domingo cuando una pareja de delincuentes intentó robarle en su negocio de la localidad de Ramos Mejía, publicaron que hoy se realizará el velatorio en Morón.

"Hola buenas tardes a todos soy Nicolás el hijo de Roberto, mañana de 17 a 09 vamos a hacer el velatorio de mi papa en la casa velatoria Pache (Eva Perón 1122, Morón) se que muchos son clientes y lo querían mucho. El que quiera pasar a despedirlo y dejarle un mensaje es mas que bienvenido" decía la publicación que fue compartida en redes sociales.

Rápidamente la publicación se lleno de comentarios que le deseaban lo mejor a la familia en este momento complicado que están viviendo. Además, muchos vecinos y vecinas de la zona recordaron a Roberto como un comerciante muy querido y que siempre estuvo en el barrio, por esto mismo en la puerta del local varios dejaron cartel y flores como despedida.

FV JULIO EPU
LA PERLA LARGO
image.png
La imagen que comparten la familia y amigos del vecino de Ramos Mejía

La imagen que comparten la familia y amigos del vecino de Ramos Mejía

El crimen del kiosquero que desató la furia en Ramos Mejía

Roberto Sabo era un comerciante de 45 años y fue asesinado a balazos el domingo cuando una pareja de delincuentes intentó robarle en su negocio. Los sospechosos, un hombre de 29 años y una chica de 15, robaron un vehículo y una moto para escapar, pero terminaron detenidos.

El hecho ocurrió cerca de las 14, cuando un sujeto entró a un kiosco ubicado en Avenida de Mayo y Alvarado, en pleno centro comercial, y asesinó a su dueño a tiros. La víctima murió prácticamente en el acto. Según el informe preliminar de los forenses, en su cuerpo tenía seis orificios de bala.

Un testigo fue quien alertó a la Policía cuando el asesino salió del local y se fugó en un Ford Focus color negro, que había sido robado minutos antes y a mano armada a un remisero que se encontraba por la zona.